Reseña | Made in the Abyss

Un anime que logra sobresalir del montón, pero que se mantiene en la cuerda floja.

El género de aventura es bastante común en todo el medio. Naturalmente va de la mano con la fantasía, siendo la más común la que tiene un estilo medieval, para hacerlo más atractivo. Por más normal que pareciera, siempre es bienvenida una historia con un manejo diferente. Lo que nos trae ahora es un anime que usa un tipo distinto de fantasía a la que estamos acostumbrados y por eso su popularidad fue tan grande. Veamos si Made in Abyss aprovechó este factor o se desperdició lo único que le daría identidad.

¿De qué trata Made in Abyss?

El Abismo es un lugar donde exploradores llamados Cave Raider entran para buscar reliquias, que llegaron a ser los tesoros del lugar, por otro lado, también es hogar de enormes y letales criaturas, sin olvidar que al subir sufres la maldición del abismo, la cual puede ser mortal. Estos aventureros son divididos en rangos determinados por el color de su silbato, siendo los blancos el más alto y rojo los principiantes. Seguiremos la vida de Riko una niña que sueña con ser un silbato blanco como su madre. Durante una exploración sufre el ataque de un monstruo y es salvada por un extraño niño robot a quien llevará con ella y lo nombrará Reg. Desde ese momento el destino de ambos se junta para explorar los grandes misterios que esconde el Abismo.

Un ritmo acorde con la narrativa

La trama que manejará será tranquila y pausada. Desde el inicio se nota que están tomando su tiempo, la presentación del contexto junto con la estructura del lugar es presentado de forma amena porque no utiliza explicaciones largas. Muchas cosas se pueden observar y serán constantes durante toda la historia (como la maldición).

Mantiene un ritmo calmado, aún en los momentos tensos, nunca se sentirá que apura los eventos para llegar a una conclusión, lo cual es algo bueno porque no rompe con la narrativa que plantea desde el inicio, tiene consistencia desde el principio hasta el final. Esto, por desgracia, conlleva un problema en el final de la serie, no cierra absolutamente nada, terminando con un cliffhanger brutal para todos los que siguieron el anime.

Es cierto que deja varias cosas al aire para ser explicados en una posible segunda temporada, se agradece porque evitaron que contrastará con el inicio, pero no por eso deja de ser una patada a todos los que esperan cada semana por un capítulo. La decisión del final es cuestionable y aceptable al mismo tiempo, por un lado deja al anime como empezó y, por el otro, hace que mantenga una narrativa constante, está decisión estará en la prueba de fuego si algún día sale la segunda temporada, por ahora solo quedará como algo negativo con puntos buenos.

Los personajes son un buen agregado a la trama porque mantienen un carisma agradable. Riko es una protagonista con una personalidad juguetona, energética e impulsiva, estará constantemente moviendo la trama para que los acontecimientos se vayan dando. Su desarrollo se enfoca en sus ambiciones de querer ser igual que su mamá, este deseo se debe a que quiere verla en el fondo del inframundo (el fondo del Abismo). Sus motivaciones son concretas y, aunque un poco débiles en algunas situaciones, crean una simpatía con ella para seguir la historia.

El otro protagonista es Reg, un robot sin memoria, a pesar de su estado mantiene una mínima caracterización amena. Puede no ser tan expresivo o desarrollado como Riko, pero tampoco es un estorbo, tiene relevancia y su amnesia, por ahora, no ha provocado conveniencias en la trama.

El tercer personaje relevante es Nanachi, quien, a pesar de llegar en los últimos capítulos, acapara la atención. Puede sonar a algo positivo sino fuera porque es el tipo de personaje cuya principal característica gira sobre el sufrimiento. Esto no es malo por sí solo, no obstante, si es lo único que se presenta de su desarrollo es cuando llegan los inconvenientes. Puede mostrar otras cosas, pero todo siempre saldrá del sufrimiento.

Cuando hablamos del mundo en el que ocurren los acontecimientos tomamos un gran factor del anime. Las bases están bien planteadas al exponerte el abanico de posibilidades que pueden desarrollar conforme avanza la trama. Estos se irán presentando poco a poco usando pocas explicaciones o en tal caso no son tan complicadas de seguir y no les toman tanto tiempo. Esto es un gran punto a favor porque al ser una serie de aventura sería un pecado una plática larga en lugar de mostrar cómo funciona el mundo. Aparte, hay varios factores que implican una historia más profunda que se irá develando paulatinamente (esperemos). El mundo que tiene es colorido y fascinante de ver, es un placer verlo, sobretodo al cambiar de ecosistema porque las diferencias son notables.

Hay un detalle bastante sobresaliente y que provocó que muchos hablaran del anime y eso es lo que mostraron en dos capítulos. Son dos situaciones las que llamaron mucho a atención y vamos a hablar sobre estas sin dar spoilers. La primera (ocurrida en el capítulo 10), es comprensible dado que durante todo el anime se hace mención de las consecuencias y peligros que uno puede pasar en el Abismo. Podría entrar a consideración que la escena apunta más al factor shock, pero realmente es complemento de todo el peligro constante por el que pasan los protagonistas. Aparte, la serie nunca se limitó en mostrar vómito, orina, cráneos, excremento, ligeros desnudos o hablar abiertamente de las posibilidades que tienen de morir, por lo que la sangre no queda fuera de lugar.

Después tenemos el segundo evento en el último capítulo, en este caso no podemos decir que tenga razón de existir o de ser tan crudo. Es cierto que ocurre para desarrollar y profundizar a Nanachi, sin embargo, la víctima es un personaje del que nunca se nos dice nada, aparece tan poco tiempo que es imposible tener algún tipo de simpatía haciendo que su escena sea usada para seguir victimizando a Nanachi. Solo el primer evento funciona con el contexto de la serie, no obstante, el segundo era innecesario e incluso morboso por la forma tan cruda de mostrarlo. No llegan al grado para considerar al anime gore, pero si alzará varias cejas a las personas que lo vean.

La ambientación como complemento

En el apartado técnico podemos encontrar un excelente trabajo. En primer lugar, los escenarios y paisajes son increíbles. Los detalles en cada lugar apoyan a la inmersión porque cada zona tiene su propia identidad. Cada capa es única evitando caer en la repetición, al mismo tiempo que tiene su propia espectacularidad. Por otro lado, es positivo ver que los diseños de los niños se desvían del estándar que normalmente tiene el anime. Pueden no ser completamente únicos y algunos son genéricos, pero los principales si se diferencian de los demás.

Con la música encontramos un excelente trabajo de ambientación. Cada tonada va acorde con el paisaje y las situaciones. Sirve de conexión hacia el espectador para acentuar cada escena, transmitiendo las emociones correctas. Por desgracia, el opening y ending no son nada del otro mundo, van acorde con lo presentado en cada episodio, sin embargo, realmente uno los olvidaría fácilmente. La música solo es buena en el soundtrack, incluso puedes escucharla aparte, mientras que lo demás es genérico en el mejor de los casos.

Made in Abyss es un anime complicado de recomendar. Su historia es interesante porque plantea un escenario interesante donde la trama de una búsqueda mantiene un tono de fantasía bastante único. Por otro lado, su final es un completo cliffhanger del cual no sabemos si tendrá continuación. Verlo es una buena idea si no tienes inconvenientes con un final abierto, es cierto que lo importante es el camino, pero esto igual lo dejaron a medias. Si no quieres quedar enganchado a algo que no tiene continuación confirmada entonces sería

Psicólogo clínico/Especialista en Psicodiagnóstico/Profesor. Creador de contenido, gamer consumado, geek por elección, nerd por naturaleza

Opinion: Porque está bien emocionarse sobr Avatar: The Last Airbender, The legend of Aang en Netflix.

Podría decir que Avatar: The last airbender The legend of Aang es mi serie animada favorita, la he visto al rededor de 5 o 6 veces (tal vez no es mucho, pero es más de lo que he visto cualquier otra serie, y justo ahora la veo nuevamente, estoy a punto de terminar el libro tierra); y hace un tiempo pude haber listado los capítulos desde “El niño en el iceberg”, hasta “El cometa de Sozin parte 4” de memoria. Así que me sorprendí cuando está mañana cuando realizaba mi tradicional perdida de tiempo matutina me encontré con una nota que al principio no me gustó, pero cuando leí la información completa me emocionó: Avatar: The last airbender tendrá adaptacion en Netflix.

Primera adaptación.

Aún recuerdo cuando allá por 2009 hace ya algunos años, me emocioné porque anunciaron una adaptación cinematográfica de la serie que tanto amaba y esperaba ansioso el momento de poder verla en el cine; y recuerdo mi decepción al ver la aberrante Adaptación que hizo el señor M. Night Shyamalan. Realmente no esperaba algo grandioso, porque al reducir al rededor de 80 horas de historia a 1.5  era lógico que la adaptación iba a dejar mucho que desear. Pero esperaba al menos algo de justicia y no la barbaridad que se realizó, y bueno al menos gracias a ella no se realizaron las siguientes dos películas; sin embargo no estamos aquí para hablar de esa adaptación, estamos aquí para hablar de la adaptación que se nos viene.

Avatar: TheLast airbender, adaptación de Netflix.

La razón por la que nueva noticia me ilusiona y mucho, es que los creadores originales Bryan Konietzko y Michael Dante DiMartino participarán directamente en la elaboración de la serie, cosa que no ocurrió en la adaptación anterior, por lo tanto se puede esperar muchísimo más respeto y cuidado con los detalles y la ejecución tanto en los personajes como en la historia. El hecho de que ellos dos participen en esta adaptación hace que mi fanático interior se emocione y piense que esta vez la adaptación será buena y mejor, esto se refuerza más dadas sus declaraciones sobre la adaptación:

“We’re thrilled for the opportunity to helm this live-action adaptation of ‘Avatar: The Last Airbender,’” said Konietzko  and DiMartino. “We can’t wait to realize Aang’s world as cinematically as we always imagined it to be, and with a culturally appropriate, non-whitewashed cast. It’s a once-in-a-lifetime chance to build upon everyone’s great work on the original animated series and go even deeper into the characters, story, action, and world-building. Netflix is wholly dedicated to manifesting our vision for this retelling, and we’re incredibly grateful to be partnering with them.”

O en español:

“Estamos emocionados por la oportunidad de dirigir esta adaptación live-action de Avatar: The Last Airbender. No podemos esperar para ver el mundo de Aang de forma cinematográfica como siempre lo habíamos imaginado y con un elenco culturalmente apropiado, no caucásico. Es una oportunidad única en la vida para construir sobre el gran trabajo de la serie animada original y profundizar aún más en los personajes, historia, acción y su mundo. Netflix está totalmente dedicada a transmitir nuestra visión a está nueva manera de contar la historia y estamos muy agradecidos de habernos asociado con ellos.”

El hecho de que se les permita tener completo control y libertad en su manera de ver el mundo y contar la historia, me emociona y me emociona mucho; ya que por lo que entiendo en sus declaraciones, será una historia mucho más rica y profunda en cuanto a personajes e historias. Por lo tanto será una versión extendida de la misma, con personajes culturalmente adecuados, no una Katara y un Sokka blancos. Ya puedo imaginar Omashu, Ba Sing Se y sus muros, Los templos de los nómadas aire; las peleas entre maestros de elementos prometen ser grandiosas, el momento en que los maestros  Ran y Shaw enseñan fuego control a Aang y a Zuko y todas las historias y personajes grandiosas que podremos ver.

Los maestros Ran y Shaw enseñando fuego control a Aang y a Zuko.
El templo del aire del Oeste.

Conclusión.

Al final puedo decir que aunque al inicio la idea de un Live Action me pareció increíblemente mala, más aún por las adaptaciones que nos ha entregado Netflix de animes que han sido muy buenos y se han encargado de destrozarlos. El hecho de que los creadores originales estén participando y la libertad que se les ha dado para realizar la serie hace que al menos yo, me emocione mucho por la adaptación que se nos entregará.

(Esperemos que nos nos pase lo mismo que al señor Lucas con el Episodio I, II y III).

La Marcha de los Pingüinos 2 | Review Sin Spoilers

Este fin de semana llega a cartelera “La Marcha de los Pingüinos 2“, un hermoso documental sobre la vida del pingüino emperador en la implacable Antártida.

Un documental, de Hulu junto con Disneynature y distribuida por Corazón Films, que nos lleva hasta la congelada Antártida donde los pingüinos emperador hacen sus rituales de apareamiento y cuidan de sus crías a pesar de las temperaturas que llegan hasta los – 40ºC. Este cinta sigue la travesía de los pingüinos desde su llegada a las costas antárticas y su marcha a través del continente y la lucha de los padres para lograr que sus pequeños sobrevivan a las bajas temperaturas y los depredadores.

Una película de Luc Jacquet; narrada por con la increíble voz de Morgan Freeman y con una espectacular fotografía este film te muestra todos los peligros que tienen que superar estas magníficas aves para poder asegurar la continuidad de sus especie, sobre todo nuestro protagonista, un joven pingüino que se enfrenta a los retos de aparearse y cuidar a su pequeño huevecillo, pasar meses sin comer con tal de que empolle y el largo camino que tiene recorrer para traerle comida a su pequeño.

Si te gustan los paisajes increíbles, pingüinos nadando, marchando deslizando en sus panzas y sus tiernas caídas, este documental lleno de gracia, belleza y un gran mensaje de conservación ambiental, esta es una película hecha a tu medida. Le damos 8 de 10 en general a la cinta, pero un 10 absoluto en ternura y belleza.

La Monja | Reseña Sin Spoilers

El episodio más oscuro dentro de la saga de ‘El Conjuro’ ha llegado. ¿Podrá ‘La Monja’ cumplir con la expectativas que ha generado?

En el 2013, James Wan nos deleitó con una película con una implacable sensación de terror mezclada expertamente con una historia profundamente humana, hizo que los escalofríos fueran mucho más impactantes y mucho más efectivos. Desde entonces, esta franquicia de terror ha agregado spin-offs (Annabelle) y se han duplicado los saltos de susto en el género, pero han abandonado esa sensación terrorífica que una película de este género debe tener . Cada nueva entrega se siente un poco más insistente, sobredeterminada, desalmada y aburrida.

La Monja’ pretende ser una precuela de las travesuras demoníacas de las anteriores películas, y comienza de manera bastante prometedora. Dos monjas en una Abadía Romana enfrentan una presencia demoníaca en un rincón prohibido del antiguo edificio. Una de ellas es consumida por la oscuridad; la otra se cuelga de un lado de la abadía para evitar que este misterioso mal entre en su cuerpo.

El sacerdote experimentado Burke (Demián Bichir) es llamado por el Vaticano para investigar, y se le ha asignado una especie de compañera, la joven Hermana Irene (Taissa Farmiga), quien ha sido tocada por una serie de visiones religiosas a lo largo de los años.

Inicialmente, la sensación de amenaza de la película por parte del director Corin Hardy se sienten como un bienvenido retroceso al original largometraje de Wan. Pero tenemos poco sentido de estos personajes centrales, lo que parece una oportunidad perdida, ya que solo hay tres de ellos, y 90 minutos completos de una película de relleno. El padre Burke siente remordimiento por un exorcismo durante la guerra que dirigió a un niño, pero la película no hace casi nada con su arrepentimiento; el niño simplemente se convierte en otro cliché sobrenatural persiguiendo a nuestro héroe a través de los pasillos de la abadía. Algo similar sucede con las visiones de la hermana Irene, que contienen una pista obvia e inútil para revelarse cerca del final de la película.

El ambiente espeluznante y sombrío, tan expertamente establecido en las primeras escenas de “La Monja“, tampoco dura, ya que una vez que todos llegan a la abadía, la película simplemente abandona a la entidad demoniaca y se entrega cínicamente a cada truco de un libro barato de terror, las cruces se voltean mágicamente al revés, las monjas salen volando o se incendian, espeluznantes reflejos y figuras que salen de la oscuridad. El verdadero horror requiere anticipación para funcionar correctamente, pero es difícil anticipar algo cuando todo ya nos está siendo revelado desde 5 minutos antes de que pase. El temor se disipa y nuestros gritos se convierten en nada más que suspiros de cansancio.

6 out of 10