El alma de la fiesta | Review sin spoilers

Melissa McCarthy esta de vuelta con su nueva comedia “El alma de la fiesta”, ella interpreta a una madre que decide regresar a la universidad después de que su esposo le pide el divorcio, pero su hija también estudia ahí.

La premisa básica de esta cinta es muy clara desde el principio, el esposo es un patán que sufre la crisis de los 40’s y actúa totalmente predecible, en cuanto al personaje de McCarthy inicia siendo bobo al punto de molesto, pero conforme avanza la película empieza a ser mucho más agradable; también tiene unos momentos que realmente te hacen sentir mal por lo que le pasa.

La parte principal de la historia es cuando decide ir a la misma universidad que su hija, a pesar de que pensarías que eso generaría la mayor parte de la comedia, realmente hay un gran problema, casi inmediatamente es aceptada por la hija y sus amigas; llega al punto donde parece más la hermana mayor o una tía. Otro problema que encuentro es que parece más que estas viendo una serie de sketches temáticos, que una película de comedía; los personajes son lo que tiene que ser para causarte risa, el único crecimiento real que podemos ver es en el personaje principal.

Por otro lado el mensaje de la película es hermoso. Te alienta a que cumplas tus sueños sin importar tu edad o los obstáculos que te puedas encontrar en el camino, que si eres tu mismo y si te esfuerzas por cumplir tus sueños, todo saldrá bien a pesar de las cosas malas que puedan suceder. También tiene un mensaje de tolerancia e integración, como no deberías tratar mal a las personas por su apariencia u otras condiciones. Estos mensajes realmente hacen que la película te deje con un buen sabor de boca.

En resumen, esta cinta te hará reír, sentir, pensar y olvidarla media hora después de haberla visto. Cumple con su función, te entretiene por un rato, pero no es el tipo de pelí que te deje hablando de ella por días. No te arrepientes de comprar el boleto para verla, pero tampoco se quedara en tu memoria para siempre. Un largometraje palomero que merece un cinco de calificación.

 

comments

5 out of 10
Fotógrafo/Reportero/Locutor; Amante del football americano, los videojuegos, las cosas geek y viajar en moto... #BornToBeGeek en @LaComikeria

BLACK MIRROR: Temporada 5|Reseña sin spoilers

¿Se le está acabando el brillo al “espejo negro”?

Después del éxito comercial que logró el experimento social disfrazado de película titulado “Bandersnatch” (2018), el creador de la serie Charlie Brooker parece regresar al formato tradicional de la antología con tan solo tres nuevos capítulos para conformar la nueva temporada, los pósters y trailer también fieles al formato, son atrayentes pero crípticos respecto a su trama, pero uno de los detalles que más llamó la atención fue la inclusión de Miley Cyrus en por lo menos uno de los episodios ¿Fue una buena decisión? ¿La antología mantiene el nivel al que estamos acostumbrados? Siga leyendo para descubrirlo.

“STRIKING VIPERS”, “SMITHEREENS”, “RACHEL, JACK AND ASHLEY TOO”

No cabe duda que Charlie Brooker es uno de los mejores creadores y contadores de historias actuales y los títulos con los que bautiza sus obras son igual de misteriosos, casi nunca sabemos de qué tratan o entendemos la razón de su nombre sino hasta el final y esta nueva temporada no es la excepción.

“Striking Vipers” es la trama elegida para abrir esta nueva etapa y haré énfasis en su reparto principalmente por su trabajos anteriores: Anthony Mackie (“Falcon” en el UCM), Yahya Abdul-Mateen II (“Manta” en el universo de DC), Pom Klementieff (“Mantis” en el UCM), Ludi Lin (“Zack” en “Power Rangers”) y Nicole Beharie (“Abbie Mills” en la serie televisiva “Sleepy Hollow”), como pudieron leer, casi todos están relacionados con trabajos de corte infantil-adolescente y sin embargo, no hay mejor manera de probar su talento (y sacudir al espectador) que poniéndolos en situaciones de alta carga erótica y moralmente cuestionables.

Danny (Mackie) y Karl (Abdul-Mateen II) son dos amigos univesitarios que la vida ha llevado por caminos distintos, unidos por las parrandas y el amor a los videojuegos ahora son adultos “responsables”, Danny al frente de una familia y Karl un soltero adinerado, es en el cumpleaños del primero que se vuelven a reunir y de nueva cuenta un videojuego (ahora de realidad virtual) hace que sus lazos de amistad se pongan a prueba.

“Smithereens” es el nombre de una red social, parecido a “Twitter” o “Instagram” y “Chris” (Andrew Scott) es el conductor socio de otra aplicación tipo “Uber” que misteriosamente espera pasaje a las afueras de las instalaciones londinenses de “Smithereens” esperando que en algún momento se suba un trabajador de la empresa, sus intenciones son un misterio y poco a poco las iremos conociendo. Una gran actuación del protagonista, una punzante crítica tecnológica y social, en el episodio quizá con mayor tensión de los tres.

“Rachel, Jack and Ashley Too”, irónica desde su concepción pretende ser un chiste de humor negro al poner a Miley Cyrus a interpretar a “Ashley O” una artista prefabricada que cansada de cantar siempre lo mismo busca liberarse de su mánager (Susan Pourfar) y la industria, literalmente el capítulo más “Pop” no solo de la temporada, quizá de toda la serie, las actuaciones están bien, pero está lleno de situaciones “cómicas” y demasiado ligeras (a pesar del ambiente oscuro que se le pretende dar), contrario a lo que nos tiene acostumbrados el universo de “Black Mirror”

CONCLUSIÓN

Si bien, las temáticas retratadas en los tres episodios son (al igual que toda la serie) una constante crítica al uso desmedido e irresponsable de la tecnología, al grado de la obsesión, sus argumentos no son lo suficiente sólidos o dramáticos y sus desarrollo de personajes impide generar empatía con ellos, los giros de tuerca no son sorprendentes y están lejos de ser los oscuros y desesperanzadores cierres de otros capítulos.

Cabe destacar que por el lado técnico la serie sigue siendo de altísima calidad, las actuaciones están al nivel, la música juega un papel importante y aún cuando mutilan composiciones de “Nine Inch Nails” es hasta cierto punto aceptable, son los errores argumentales que traicionan el espíritu de la serie y acaba por entregar unas historias quizá bien intencionadas pero mal desarrolladas y culminadas de una peor manera.

En resumen, se podría considerar ya la quinta temporada como las más endeble de todas, no necesariamente un desperdicio de tiempo, pero si un trago amargo para los seguidores y simpatizantes de esta increíble antología, un triste paso obligado para los fanáticos que esperamos sea solo el calentamiento para algo mejor.

comments

6.6 out of 10

Hotel Mumbai: El Atentado| Reseña sin spoilers

La magia del cine recrea uno de los mayores dramas contemporáneos de la India ¿Vale la pena o solo busca lucrar con la tragedia?

Del 26 al 29 de Noviembre del 2008, la Metrópoli más poblada de la India fue víctima de un ataque terrorista coordinado en más de diez ubicaciones casi de manera simultánea, entre ellos el tradicional “Leopold Café”, una estación de trenes, un hospital, un centro judío y dos hoteles.

La historia se centra en el asedio que vivió personal y huéspedes del lujoso y multipremiado Hotel “Taj Mahal” a manos de terroristas musulmanes de origen (presumiblemente) pakistaní cuyo objetivo era sembrar el terror en la población, y vaya que lo lograron.

Dos son los hilos narrativos que sirven de soporte a la historia, visiones distintas que pretenden adentrarnos en el drama, el primero a cargo de Arjun (Dave Patel), un trabajador del “Taj Mahal”, de origen humilde, con un bebé y una esposa embarazada en casa, que se presenta a trabajar pero que diversas situaciones lo colocan como mesero en uno de los restaurantes del hotel. Es ahí donde tiene contacto por primera vez con el segundo hilo conductor, la acomodada pareja compuesta por el arquitecto David (Armie Hammer) y Zhara (Nazanin Boniadi) quienes además van acompañados de su bebé y su niñera Sally (Tilda Cobham-Hervey), junto a otros personajes que se funden entre la realidad y la ficción para tratar de contar correctamente la historia.

DOS HORAS DE TENSIÓN

Uno de las cualidades de la película es que no tarda mucho en que inicie el terror y peligro (el cual no para hasta el final), la presentación de los personajes principales es rápida y las amenazas son constantes, aunado con un perfecto diseño de audio que es completamente inmersivo para “sentir” lo peligroso e impactante de la situación.

Las actuaciones (en diversos idiomas) son de regulares a buenas, quizá la mejor de todas a cargo del joven Dave Patel que entrega un personaje completamente creíble tanto en su “fragilidad” como heroísmo, las escenas de acción son acertadas (quizá demasiado explícitas), permitiéndose el uso de tomas y efectos especiales que están a nada del “gore” y que incomodarán a más de uno, pero que en la búsqueda de contar la historia de manera realista cumple ampliamente su objetivo, sin villanos o héroes caricaturizados, el director Anthony Maras logra fusionar incluso material de archivo real con las secuencias de la película para darle un toque (por momentos) casi documental y técnicamente sin fallas.

HUMANO DEMASIADO HUMANO

Es quizá la persecución de un retrato preciso del trágico relato lo que aporta también sus momentos más bajos, el director Anthony Maras y el escritor John Collee (“Happy Feet”) tuvieron acceso a las llamadas entre los terroristas, entrevistas y material para contar la historia, que sin embargo, no supieron redondear en el guión, dotando la narrativa de chistes innecesarios (quizá hasta involuntarios) y situaciones inconexas con el único objetivo de alargar o complicar una trama que ya era en sí misma trágica y dramática, la rápida presentación de los personajes es una espada de doble filo que impide que seamos empáticos con ellos y restan el impacto pretendido, en general, diálogos y desarrollo pobre de personajes que opacan por momentos el crecimiento de la narrativa pero que quizá puedan pasar por alto.

En resumen, “Hotel Mumbai” es una película “entretenida” si se le puede denominar así, con muchas cualidades en diversos departamentos, que respetuosamente (aunque sin censura) retoman un episodio trágico de la humanidad sin tomar necesariamente partido, una mirada hasta cierto punto objetiva cuya principal falla radica en no tomarse mayores libertades creativas en pro del desenvolvimiento cinematográfico de los personajes, pero cuyo peso dramático natural de la situación rescata las poco más de dos horas invertidas.

comments

7.5 out of 10

Toy Story 4 Review

¡Tengo una piedra en mi bota!

Algo que tenemos muy claro todos es que Toy Story es una de las franquicias más queridas por varias generaciones de personas y también por Pixar. Y es que la primera entrega de esta historia de juguetes marcó un antes y un después tanto para nosotros como para el mundo de las películas animadas y colocó a la franquicia como la joya de su corona.

Ahora con la llegada de una cuarta película después de un conmovedor cierre de la primera trilogía (el cual hizo llorar a medio mundo), nos deja con muchas expectativas y una vara muy alta que Toy Story 4 intentará alcanzar.

Esta entrega nos presenta una nueva historia que re-introduce a Bonnie en el centro de la atención junto a nuevos y viejos personajes, este cambio en un principio prometía traer un aire nuevo a la franquicia, cosa que a duras penas logra hacer provocando que sea la película más débil de la franquicia.

Lo bueno:

Sin duda lo mejor de la película es el humor, el cual logra sacarte unas muy buenas carcajadas con los ya clásicos chistes carismáticos que tienen las películas pasadas y uno que otro con una tonalidad más “oscura” pero que se hicieron así para tocar la fibra de la risa de un público más maduro y que seguramente creció con la franquicia.

La animación es el otro punto que hace que la película resalte, ya que tiene varios momentos en los que podemos ver la enorme calidad en los detalles que se toma Pixar con cada parte de los personajes, cosas como el cordón de Woody, la pelusa de los peluches y las diferentes texturas que hacen ver a los personajes excesivamente reales, demostrando una vez más que Pixar ha logrado llevar su trabajo a un nuevo límite.

Ya sea en estos pequeños detalles o también en los grandes, el gran trabajo de Pixar en cuanto animación se hace notar una vez más, pero lamentablemente dejaron otros aspectos de la película algo olvidados los cuales hacen que está tropiece de varias maneras.

Lo malo:

Una de las cosas más queridas por los fans de esta saga son los personajes: el señor cara de papa y su esposa, Rex y sus mil miedos, Ham y sus comentarios sarcásticos, Jessie y Tiro al Blanco alegrando a sus amigos en los momentos difíciles, etc. Cosa que no vemos para nada en esta entrega ya que dejan en el olvido a todos estos grandes personajes y pasan a ser unos segundones que tienen una que otra escena, puede que pensemos que no vamos a notar la falta de estos personajes, pero el ver una película de Toy Story llena de esta ausencia es algo que afecta a la trama ya que hace que todo el peso de la historia recaiga en Woody y los personajes nuevos los cuales no están tan bien desarrollados y la trama no está bien hecha para que uno se encariñe con ellos de la misma manera.

Son estos nuevos personajes como Forky que como tal no ayudan en mucho a la trama, de hecho, cuando te pones a analizar a detalle el rol que tuvieron en ella te das cuenta de que bien pudieron no estar en la película y todo hubiera pasado casi exactamente igual.

El otro gran detalle de la película es la trama, la cual se siente algo repetitiva al tomar de nuevo el tema de un juguete se pierde y la aventura empieza con la misión de encontrarlo. Aparte de que está centrada totalmente en Woody, el cual parece estar cruzando una crisis existencial, pero es esta misma crisis la que hace que el personaje se vuelva algo torpe y sea opacado por Betty, aparte de que la ausencia de sus amigos provoca que el personaje se sienta incompleto al no ver a la famosa dupla del vaquero y el guardián espacial.

El uso de la nostalgia es algo que la película usa más de una vez, cosa que no está mal, pero no puedes llegar a un momento más emotivo que cuando Andy se despide de sus juguetes en la tercera entrega. Así que no puedes llegar a pensar que es un recurso que se está sobre explotando.

Veredicto.

Toy Story 4 es la entrega más débil de toda la franquicia, aunque no es una mala película como tal, no está a nivel de sus precursoras. La ausencia de ideas nuevas en cuanto a historias se hace notar y también en el desarrollo de personajes antiguos y la introducción de nuevos.

Con elementos que ya hemos visto en las películas pasadas, personajes nuevos que no llegan a encajar del todo y una historia la cual se parece mucho a las anteriores. Toy Story 4 pasa a ser una película más del motón y que no logra resaltar y que empieza a mostrar la idea de que Disney está más enfocado en sacar dinero de la taquilla que traer historias que aporten algo nuevo al cine, cosa que hicieron todas las películas pasadas de Toy Story.

comments

7 out of 10