Sekiro: Shadows Die Twice | Reseña

Ninjas, samuráis, fantasía y un montón de enemigos difíciles. Eso es Sekiro: Shadows Die Twice y aquí te contamos que tal está.

No recuerdo la última vez que batallé tanto con un juego, la última vez que tuve un sentimiento de frustración tan grande que me dieran ganas de lanzar el control contra el suelo, apagar la consola y recostarme viendo al techo tratando de idear una estrategia para derrotar a ese mini-boss que tanto trabajo me está costando.

De la mano de FromSoftware y Activision llega Sekiro: Shadows Die Twice, un juego de Hidetaka Miyazaki, la mente detrás de la saga de Dark Souls y Bloodborne, juegos con elementos de acción y RPG que marcaron la industria no solo por sus sistemas de juego, sino por la complejidad y el reto que presentaron en su momento y que ahora Sekiro ha llegado para hacer honor al legado de sus predecesores.

¿De qué trata Sekiro: Shadows Die Twice?

Ambientado en un Japón antiguo en conflicto, pero con temas de fantasía y una historia lo suficientemente llamativa para hacer que no te quieras despegar de tu consola hasta terminarlo, en Sekiro tomaremos el papel del Lobo, un shinobi derrotado al servicio del legítimo heredero del clan Ashina, Lord Kuro.

La misión del Lobo es rescatar y proteger a Kuro de aquellos que intentan hacerse con el misterioso poder que corre por las venas del joven heredero, tarea que no será sencilla, ya que tendremos que hacer frente a una gran variedad enemigos que tratarán de acabar con nosotros a toda costa y que muchas veces tendrán éxito en su misión, causandonos la muerte una y otra vez… Aunque eso depende más de tu habilidad.

El hermoso apartado visual de Sekiro: Shadows Die Twice.

Algo que hay que reconocerle al equipo de Fromsoftware es el enorme esfuerzo que han puesto en los detalles gráficos que podemos encontrar en Sekiro, y es que no importa si te encuentras en un escenario en el exterior o dentro de una fortaleza enemiga, detenerse a observar el entorno es un deleite visual.

Cada pieza ha sido colocada con especial detalle dentro del universo de Sekiro, los dobleces en la ropa de los personajes, la nieve y la tierra que caen de las ramas de los árboles cuando las sacudimos, las texturas de polvo y las armaduras portadas por lo enemigos, todo con un estilo muy particular que te hace sentir como si estuvieras viendo una antigua película japonesa de samuráis.

El gameplay.

Aquí es donde las cosas se ponen complicadas, y es que los controles en Sekiro: Shadows Die Twice no son nada del otro mundo. Contamos con un botón para atacar, uno para defender, otro para correr, saltar, interactuar y el clásico botón de menú que ademas funciona como una pausa para descansar cuando te ha superado la frustración… Pero entonces, ¿por qué es tan difícil?

Los enemigos en Sekiro están diseñados para acabar contigo en cuanto te vean, y no, no son solo un obstáculo que puedas sortear fácilmente y avanzar, y es que todos los personajes hasta el más básico que puedas encontrar en tu camino es capaz de hacerte pomada y regresarte al último punto de control si no tienes cuidado, por lo que tendrás que aprender a dominar a la perfección los bloqueos y evasiones que el sistema de combate de Sekiro te ofrece, además de que obviamente tendrás que aprender a identificar los patrones de ataque de los enemigos. Dentro de los puntos clave para dominar el combate en Sekiro se encuentra la barra de defensa, un medidor que te afecta tanto a ti como afecta a los enemigos y que se llena con cada ataque que bloquees o que te sea bloqueado, pero cuidado, porque muchas veces tus oponentes lanzarán un ataque contundente del que no te podrás defender y que debes esquivar a toda costa, este ataque puede ser identificado con un símbolo de rojo que aparecerá sobre la cabeza de tu personaje.

La barra de defensa la debes mantener bien vigilada porque si se llega a llenar por completo se romperá tu postura y quedarás vulnerable a los ataques, lo mismo sucede cuando llevas al tope la barra de defensa de los enemigos, su postura se romperá y podrás realizar un movimiento de ejecución y así acabar con ellos. Esto resulta bastante útil, ya que en algunas ocasiones será “menos complicado”, por decirlo de una manera, acabar con tus enemigos rompiendo su postura y terminarlos con el movimiento de ejecución en lugar de llevar su barra de salud a cero, pero depende de ti y de tu estilo de juego el como dar fin a su vida virtual.

Las mecánicas especiales.

Como buen juego de RPG contamos con un árbol de habilidades con diferentes técnicas de combate y habilidades pasivas que nos ayudarán a sobrevivir en el mundo hostil de Sekiro: Shadows Die Twice. Además de que nuestra barra de salud y los objetos clave irán aumentando progresivamente conforme avancemos en la historia.

Una mecánica interesante en Sekiro son las diferentes herramientas que podremos añadir al brazo prostético del Lobo, que van desde un lanzador de shurikens, porque un ninja no es un ninja si no puede lanzar shurikens, hasta un hacha para romper los escudos de madera o un aditamento para lanzar explosiones o unas brazas capaces de detener temporalmente a enemigos bastante peligrosos para poder hacerles un poco de daño extra.

¿Pero por qué lleva el título Shadows Die Twice?

La habilidad de revivir en combate es algo que ha caracterizado mucho a Sekiro desde que fue anunciado, y es que esto puede brindarte una ventaja táctica para contra-atacar o escapar de tus enemigos, pero debes tener cuidado ya que el abusar de este poder para regresar a la vida traerá consecuencias en la historia.

Otra parte importante en Sekiro es el sigilo, ya que mantener un perfil bajo nos ayudará no solo a eliminar a los guardias distraídos y ahorrarnos un combate innecesario, también nos da la habilidad de espiar, un método bastante útil para adquirir información sobre los enemigos de la zona, pistas sobre objetos clave ocultos, misiones secundarias o simplemente para saber un poco más sobre el personaje al que estas espiando.

¿Y los jefes qué tal?

Una vez tengas dominadas las técnicas de ataque, comprendas las mecánicas para defensa y ejecución de los enemigos, logres desbloquear una que otra habilidad de combate especial e incluso tal vez tengas más de un aditamento en el brazo prostético te enfrentarás a los jefes.

Cada uno de los jefes y sub-jefes en Sekiro: Shadows Die Twice están planeados para darte una batalla épica que incluso puede llegar a frustrarte, ya que algunos contarán con más de una barra de vida y en el caso de los sub-jefes, en ocasiones podrás atacarlos por sorpresa antes de iniciar el combate y eliminarles una de esas barras de vida y hacer mas fácil el combate… o algo así.

Contra los jefes principales de la historia es diferente, ya que tendrás que aprender sus patrones de combate, dominar los parrys, los contra ataques y decidir cuando es el momento justo para atacar o evadir con un dash o un salto, conforme logres disminuir las barras de vida de cada enemigo entrarás en una nueva fase, lo que hará que cambien su forma de atacar. Estas mecánicas de combate convierten a cada enfrentamiento en una danza que te llena de satisfacción cuando logras derrotar a los enemigos.

Lo malo…

Sekiro: Shadows Die Twice puede sonar como esa aventura perfecta que ya nos hacía falta, y la verdad es que lo es, pero eso no quiere decir que esté libre de fallas o puntos malos que aunque son mínimos hay que mencionarlos.

Puede volverse muy repetitivo, y es que una vez que dominas los bloqueos y contra ataque se vuelve relativamente sencillo limpiar las diferentes zonas en el juego con enemigos básicos, transformando la mecánica en algo repetitivo como: zona nueva, esconderse, eliminar enemigos, derrotar a un mini-jefe, enfrentarse al jefe, frustarse por horas, derrotar al jefe e ingresar a una nueva zona para repetir el proceso.

Además de lo repetitivo que puede llegar a sentirse después de varias horas frente a la pantalla, durante el recorrido nos encontramos con algunos bugs de la inteligencia artificial que los hacían cambiar sus roles de patrullaje por una caminata infinita contra el primer muro que se toparan en su camino, convirtiéndose así en un blanco lo suficientemente fácil como para quitarle lo divertido a eliminarlo, aunque culpamos al uso excesivo de nuestra consola por esos pequeños bugs de movimiento. Fuera de esos pequeños detalles Sekiro es un juego muy entretenido.

En conclusión

Sekiro: Shadows Die Twice se siente como una propuesta fresca con un toque de familiaridad, justo lo que nos hacía falta, pero que aunque es un juego que nadie debería perderse, al mismo tiempo no es un juego recomendable para todo público, no por sus escenas violentas sino por el nivel de complejidad que presenta y que puede llegar a hacer que los jugadores menos experimentados o con poca paciencia se harten y lo abandonen tras las primeras horas.

Si te sientes con ganas de probar un juego con campaña individual muy interesante, con una gran historia, un nivel de dificultad lo bastante complicado como para hacerte invertir unas 30 horas de tu vida (o tal vez más), definitivamente Sekiro: Shadows Die Twice es lo que necesita tu vida ahora mismo.

comments

9.5 out of 10
Miembro de la cultura Geek / curador de contenido para redes sociales / editor de video / #BornToBeGeek

Nuevo tráiler nos muestra que “Gokú niño” si se transformará en SS4 en Dragon Ball FighterZ

Bueno, más o menos.

Desde que se anunció que otro Goku se uniría al roster de Dragon Ball FighterZ como personaje DLC, quedó la duda si es que se llegaría a transformar en Súper Saiyajín Fase 4. Ahora que Bandai Namco nos ha presentado su tráiler está duda ha quedado resuelta.

En el tráiler podemos ver que durante un ataque, Gokú se transforma en SS4 para ejecutar su ataque “Golpe del Dragón”.

Después de este Gokú, sólo queda un personaje por revelarse para la segunda temporada de FighterZ. Ojalá si llega a haber una secuela del juego haya un Gokú que siempre esté transformado en Súper Saiyajín 4.

comments

¿Se acuerdan de Frost? ¡Volvió! en forma de cyborg

NetherRealm Studios aún nos tenía preparada una sorpresa.

Justo a un día de su estreno, NetherRealm Studios ha revelado al último personaje del roster principal de Mortal Kombat 11. Se trata de Frost, la joven aprendiz de los Lin Kuei. Su aparición ya se había rumoreado (y hasta filtrado), pero hoy se ha dado de manera oficial su llegada a la onceava entrega de la franquicia.

Sin embargo, regresa como una cyborg, recordemos que dentro del canon de Mortal Kombat, es el clan Lin Kuei quien decide mejorar a sus miembros transformándolos en máquinas. Y sin duda Frost regresa mejorada y con un corazón aún más frío.

Lo mejor es que ya en horas podremos probar a Frost y a nuestros personajes favoritos cuando se estrene Mortal Kombat 11 para PlayStation 4, Nintendo Switch, Xbox One y PC.

comments

Esta semana es de Avengers: Endgame y Fortnite lo sabe

Un nuevo evento llegará a Fortnite y sí, involucra a los Avengers.

Uno de los juegos más populares en los últimos años se une a la celebración del estreno de la película de Avengers: Endgame ¿cómo? Trayéndonos un evento relacionado a la cinta y que dará inicio el jueves 25 de abril.

Por ahora no se han dado detalles al respecto, sólo fue liberada una imagen en las redes sociales del juego en donde vemos a un personaje del juego de Fortnite sosteniendo el escudo del Captain America y el título del evento que es Fortnite X Avengers Endgame.

No sabemos si ello implique que podremos usar las armas de los héroes o si sólo serán skins o si podremos usar a los héroes como personajes jugables (cómo con Thanos hace ya un tiempo). Por fortuna son días para conocer todo lo que involucrará este crossover y que los fans de Fortnite y Marvel agradecerán.

comments