BLACK MIRROR: Temporada 5|Reseña sin spoilers

¿Se le está acabando el brillo al “espejo negro”?

Después del éxito comercial que logró el experimento social disfrazado de película titulado “Bandersnatch” (2018), el creador de la serie Charlie Brooker parece regresar al formato tradicional de la antología con tan solo tres nuevos capítulos para conformar la nueva temporada, los pósters y trailer también fieles al formato, son atrayentes pero crípticos respecto a su trama, pero uno de los detalles que más llamó la atención fue la inclusión de Miley Cyrus en por lo menos uno de los episodios ¿Fue una buena decisión? ¿La antología mantiene el nivel al que estamos acostumbrados? Siga leyendo para descubrirlo.

“STRIKING VIPERS”, “SMITHEREENS”, “RACHEL, JACK AND ASHLEY TOO”

No cabe duda que Charlie Brooker es uno de los mejores creadores y contadores de historias actuales y los títulos con los que bautiza sus obras son igual de misteriosos, casi nunca sabemos de qué tratan o entendemos la razón de su nombre sino hasta el final y esta nueva temporada no es la excepción.

“Striking Vipers” es la trama elegida para abrir esta nueva etapa y haré énfasis en su reparto principalmente por su trabajos anteriores: Anthony Mackie (“Falcon” en el UCM), Yahya Abdul-Mateen II (“Manta” en el universo de DC), Pom Klementieff (“Mantis” en el UCM), Ludi Lin (“Zack” en “Power Rangers”) y Nicole Beharie (“Abbie Mills” en la serie televisiva “Sleepy Hollow”), como pudieron leer, casi todos están relacionados con trabajos de corte infantil-adolescente y sin embargo, no hay mejor manera de probar su talento (y sacudir al espectador) que poniéndolos en situaciones de alta carga erótica y moralmente cuestionables.

Danny (Mackie) y Karl (Abdul-Mateen II) son dos amigos univesitarios que la vida ha llevado por caminos distintos, unidos por las parrandas y el amor a los videojuegos ahora son adultos “responsables”, Danny al frente de una familia y Karl un soltero adinerado, es en el cumpleaños del primero que se vuelven a reunir y de nueva cuenta un videojuego (ahora de realidad virtual) hace que sus lazos de amistad se pongan a prueba.

“Smithereens” es el nombre de una red social, parecido a “Twitter” o “Instagram” y “Chris” (Andrew Scott) es el conductor socio de otra aplicación tipo “Uber” que misteriosamente espera pasaje a las afueras de las instalaciones londinenses de “Smithereens” esperando que en algún momento se suba un trabajador de la empresa, sus intenciones son un misterio y poco a poco las iremos conociendo. Una gran actuación del protagonista, una punzante crítica tecnológica y social, en el episodio quizá con mayor tensión de los tres.

“Rachel, Jack and Ashley Too”, irónica desde su concepción pretende ser un chiste de humor negro al poner a Miley Cyrus a interpretar a “Ashley O” una artista prefabricada que cansada de cantar siempre lo mismo busca liberarse de su mánager (Susan Pourfar) y la industria, literalmente el capítulo más “Pop” no solo de la temporada, quizá de toda la serie, las actuaciones están bien, pero está lleno de situaciones “cómicas” y demasiado ligeras (a pesar del ambiente oscuro que se le pretende dar), contrario a lo que nos tiene acostumbrados el universo de “Black Mirror”

CONCLUSIÓN

Si bien, las temáticas retratadas en los tres episodios son (al igual que toda la serie) una constante crítica al uso desmedido e irresponsable de la tecnología, al grado de la obsesión, sus argumentos no son lo suficiente sólidos o dramáticos y sus desarrollo de personajes impide generar empatía con ellos, los giros de tuerca no son sorprendentes y están lejos de ser los oscuros y desesperanzadores cierres de otros capítulos.

Cabe destacar que por el lado técnico la serie sigue siendo de altísima calidad, las actuaciones están al nivel, la música juega un papel importante y aún cuando mutilan composiciones de “Nine Inch Nails” es hasta cierto punto aceptable, son los errores argumentales que traicionan el espíritu de la serie y acaba por entregar unas historias quizá bien intencionadas pero mal desarrolladas y culminadas de una peor manera.

En resumen, se podría considerar ya la quinta temporada como las más endeble de todas, no necesariamente un desperdicio de tiempo, pero si un trago amargo para los seguidores y simpatizantes de esta increíble antología, un triste paso obligado para los fanáticos que esperamos sea solo el calentamiento para algo mejor.

comments

6.6 out of 10

POR FIN ¡BATMAN BEYOND LLEGARÁ EN BLU-RAY!

Con todo y una edición especial.

Una de la mejores series animadas de inicio de los 2000’s y que es la continuación de Batman The Animated Series, por fin recibirá el tratamiento que merece, así es, este mismo año tendremos toda la serie de Batman Beyond en Blu-ray.

Al llegar en Blu-ray es claro que se trata de una versión remasterizada de la serie, la cual también estará disponible en formato digital a partir del 15 de octubre y el 29 de octubre del 2019 tendremos la versión física.

La edición física viene con cuatro discos Blu-ray con los 52 episodios de la serie; dos discos extra con contenido adicional y la versión remasterizada de Batman Beyond: Return of the Joker; y un Funko Pop! cromado y tarjetas lenticulates.

Sin duda este es el tratamiento que todas la grandes series merecen y nosotros ya la queremos ¿fueron fans de esta serie de Bruce Timm?

Fuente.

comments

EL REY LEÓN| Reseña

¿El remake que nadie pidió o un éxito más para Disney?

Títulos como: “El mejor Hamlet del cine” o “La mejor película animada de todos los tiempos” (aunque en el ranking de IMDB ostente el segundo puesto), colocan la versión animada del “Rey León” (1994) como una obra cumbre en varios aspectos, una obra intocable, una historia que ha traspasado generaciones colocándose siempre en el corazón del espectador y haciendo llorar a todo el que se cruce por su camino.

Es por ello que la simple idea de un remake era blasfemo, sin embargo cuando salió el trailer de esta nueva versión a cargo de Jon Favreau, y más aún, se supo también que no sería animada sino mas bien una especie de “live action”, fanáticos y detractores alzaron las cejas por igual y la nostalgia permeó lo que era una terrible idea para convertirla en esperanza de que todo saliera bien. ¿Disney lo logró? Yo creo que sí.

HAGAMOS CUENTAS

Si eres de los que les tocó cantar “Hakuna Matata” en su apogeo entonces debes rebasar los treinta años, si lo conoces gracias a la transmisión en la televisión debes rebasar la veintena de años y si llegaste a este clásico moderno gracias a tus padres, tíos o abuelos entonces estás entre la infancia y adolescencia ¿A qué voy con esto? A que pocas veces se toma en cuenta en los remakes que el público envejece, y no es porque las grandes productoras no sean conscientes de ello, mi suposición es que el mercado apunta a darle importancia a la captación de nuevo público (en el mejor de los casos si el producto conecta con los viejos pues qué bueno, pero lo primordial es continuar la franquicia, continuar el negocio) y en este sentido, la compañía del ratón sabe muy bien lo que es hacer negocio y lo ha intentado por todos los medios y formas (no siempre con buenos resultados).

“Maléfica” (2014) , “Cenicienta” (2015), “La Bella y la Bestia” (2017) y más recientemente “Dumbo” y “Aladdin” (2019), en todas ellas cambiando y “actualizando” historias, intercambiando roles en favor de las presiones sociales actuales, aprovechando los avances tecnológicos, invirtiendo millones y millones en negocios que no siempre retribuyeron en taquilla y la única diferencia con esta nueva entrega es que, esta vez, le apostó a lo clásico. Sabían que tenían un buen guion, sabían del poderío de sus personajes y sus canciones y por lo tanto fieles al dicho: “Si no está roto, no lo arregles”, bajan el riesgo con una versión ultra remasterizada de lo que conocimos hace más de 20 años.

LO BUENO

El trabajo técnico es espectacular no importa el departamento del que estemos hablando, los majestuosos paisajes así como los numerosos animales están perfectamente logrados (solo para dejarlo en claro, ninguno es real, es más, nada es real), la banda sonora que nos acompaña es prácticamente idéntica a la compuesta por Hans Zimmer (ganadora del Oscar en su momento), con las letras de Elton John y Tim Rice, para el trabajo de voces contaron con la participación nuevamente de James Earl Jones y añadieron un talentoso reparto (actoral, no precisamente vocal, a excepción quizá de Beyoncé), no faltó el toque “incluyente” al convocar a actores en su mayoría afroamericanos con nombres como Donald Glover (Simba), Chiwetel Ejiofor (Scar), John Kani (Rafiki), Alfre Woodard (Sarabi), Florence Kasumba ( Shenzi) y muchos más.

Timón (Billy Eichner) y Pumba (Seth Rogen) se siguen robando el show como en su versión animada y aportan pequeños chistes extra con una visión mucho más nihilista que la de 1994, si bien casi ninguna voz está entrenada para el canto, lo hacen bien (hasta que llega Beyoncé a humillar a todos).

Scar (Chiwetel Ejiofor) se reivindica como el elegante villano shakesperiano con un diseño tenebroso pero más débil que Mufasa, aunque capaz de brindar una gran pelea frente a Simba gracias a sus artimañas.

La película tiene una estética mucho más adulta, ideal para los fanáticos más viejos.

LO MALO

Pues que casi todo lo anterior se hizo en su momento y los toques originales se cuentan con la mano, el argumento se alarga por lo menos media hora más de lo necesario, fuera de eso poco habría que criticar, precisamente por su parecido (copia) de la original.

Y no dejo de señalar que la “dosis de realidad” es un factor que juega en ambos sentidos, una espada de doble filo que por un lado le dio al argumento mucho más credibilidad que la que tenía, pero a la vez impuso limitantes naturales al desarrollo de personajes, mientras que en la versión animada todo giraba en torno a crear una caricatura entretenida para los niños con secuencias y colores luminosos así como irreales situaciones y gesticulaciones, en esta nueva entrega todo se vuelve un poco más sobrio (¿elegante quizá?) y se ajusta a una no siempre agradable realidad y serán testigos (por ejemplo) de unas hienas bastante aterradoras y no los tres chiflados que algunos recordarán.

En ese mismo sentido, los límites “reales” que restringen la película minimizan también los procesos emocionales que forjamos con la historia y personajes, y ahí sí que sale perdiendo con su contraparte animada, además de que su toque “adulto” se ve disminuido por un guion que casi no se tocó, y que estaba fundamentalmente pensado para los niños y dicha ambivalencia causa cierto descontrol como espectador.

VEREDICTO

Aquí yo les pregunto: ¿Son las películas las que atentan contra la nostalgia? o ¿Serán nuestros recuerdos idealizados los que nos están arruinando la experiencia?

Es imposible que una película provoque exactamente lo mismo que la primera vez que la vemos, si a eso añadimos que (en el caso que nos atañe hoy) lo más seguro es que nuestra infancia esté involucrada, será igual de difícil evocar a ese niño que solíamos ser, pero eso no es culpa de los realizadores, sino de nosotros, por aferrarnos a un pasado que siempre creemos que fue mejor, por querer que sigan consintiendo al niño que rió o lloró por primera vez con tal o cual personaje, si bien algunas películas lo logran, “El Rey León” (a mi parecer) optó por consentir al adulto en que se han convertido (o están en proceso de convertirse) sus fanáticos, con una estética de primer nivel que los niños de hace veinticinco años no podrían ni imaginar, no tengo la menor idea si esta versión tendrá el mismo éxito entre el público infantil, pero estoy seguro que saldrán más que satisfechos si (aunque sería muy raro) es su primer contacto con esta historia, o mejor aún, dejan a su niño interior en casa y salen dispuestos a ver una película entretenida y de altísima calidad, en lo particular (y gracias a que mi apego con este y otros clásicos de Disney es nulo) yo podría decir que incluso me gustó más que la versión animada, pero como siempre, ustedes siempre tienen la última palabra.

Por supuesto que es una película imperdible sin importar tu nivel de fanatismo y que se estrena este viernes 19 de julio.

comments

8.7 out of 10

La Vida Moderna de Rocko: Static Cling – Primer teaser y fecha de estreno en Netflix

El Wallaby favorito de los niños de los 90’s está de vuelta en Netflix y ya tenemos el primer teaser y fecha de estreno para Rocko’s Modern Life: Static Cling.

Sin duda todos nos emocionamos cuando Netflix anunció el regreso de Rocko y sus amigos con un especial exclusivo de la plataforma de streaming, y aunque solo se nos había mostrado un breve teaser de los personajes regresando a la casa del Wallaby, bastó para subir el hype y revivir esos recuerdos de la infancia.

Hoy por la mañana y en vísperas de la Comic-Con 2019, Netflix ha liberado el primer póster oficial acompañado de un teaser que no revela mucho de la historia pero nos hace caer en contexto de que Rocko está de vuelta con una nueva divertida y embrollosa aventura.

Rockos Modern Life: Static Cling llegará a Netflix el próximo 9 de agosto, ¿la estás esperando?

Sinopsis

Después de estar en el espacio durante unos 20 años, Rocko y sus amigos intentan adaptarse a una vida aún más moderna en O-Town, donde hay cafeterías en cada esquina, los camiones de comida ofrecen tacos de múltiples capas, los O-Phones con pantalla táctil se actualizan constantemente, un quiosco de impresión instantánea ha reemplazado el antiguo trabajo de Rocko en Kind-of-a-Lot-O-Comics, y las bebidas energéticas radioactivas convierten a sus consumidores en mutantes.

Originalmente transmitida desde 1993-1996, la serie animada de Nickelodeon Rocko’s Modern Life sigue las aventuras de un wallaby australiano llamado Rocko y sus dos compañeros, Heffer y Filburt, a través de sus aventuras en su hogar en O-Town.

comments