EL REY LEÓN| Reseña

¿El remake que nadie pidió o un éxito más para Disney?

Títulos como: “El mejor Hamlet del cine” o “La mejor película animada de todos los tiempos” (aunque en el ranking de IMDB ostente el segundo puesto), colocan la versión animada del “Rey León” (1994) como una obra cumbre en varios aspectos, una obra intocable, una historia que ha traspasado generaciones colocándose siempre en el corazón del espectador y haciendo llorar a todo el que se cruce por su camino.

Es por ello que la simple idea de un remake era blasfemo, sin embargo cuando salió el trailer de esta nueva versión a cargo de Jon Favreau, y más aún, se supo también que no sería animada sino mas bien una especie de “live action”, fanáticos y detractores alzaron las cejas por igual y la nostalgia permeó lo que era una terrible idea para convertirla en esperanza de que todo saliera bien. ¿Disney lo logró? Yo creo que sí.

HAGAMOS CUENTAS

Si eres de los que les tocó cantar “Hakuna Matata” en su apogeo entonces debes rebasar los treinta años, si lo conoces gracias a la transmisión en la televisión debes rebasar la veintena de años y si llegaste a este clásico moderno gracias a tus padres, tíos o abuelos entonces estás entre la infancia y adolescencia ¿A qué voy con esto? A que pocas veces se toma en cuenta en los remakes que el público envejece, y no es porque las grandes productoras no sean conscientes de ello, mi suposición es que el mercado apunta a darle importancia a la captación de nuevo público (en el mejor de los casos si el producto conecta con los viejos pues qué bueno, pero lo primordial es continuar la franquicia, continuar el negocio) y en este sentido, la compañía del ratón sabe muy bien lo que es hacer negocio y lo ha intentado por todos los medios y formas (no siempre con buenos resultados).

“Maléfica” (2014) , “Cenicienta” (2015), “La Bella y la Bestia” (2017) y más recientemente “Dumbo” y “Aladdin” (2019), en todas ellas cambiando y “actualizando” historias, intercambiando roles en favor de las presiones sociales actuales, aprovechando los avances tecnológicos, invirtiendo millones y millones en negocios que no siempre retribuyeron en taquilla y la única diferencia con esta nueva entrega es que, esta vez, le apostó a lo clásico. Sabían que tenían un buen guion, sabían del poderío de sus personajes y sus canciones y por lo tanto fieles al dicho: “Si no está roto, no lo arregles”, bajan el riesgo con una versión ultra remasterizada de lo que conocimos hace más de 20 años.

LO BUENO

El trabajo técnico es espectacular no importa el departamento del que estemos hablando, los majestuosos paisajes así como los numerosos animales están perfectamente logrados (solo para dejarlo en claro, ninguno es real, es más, nada es real), la banda sonora que nos acompaña es prácticamente idéntica a la compuesta por Hans Zimmer (ganadora del Oscar en su momento), con las letras de Elton John y Tim Rice, para el trabajo de voces contaron con la participación nuevamente de James Earl Jones y añadieron un talentoso reparto (actoral, no precisamente vocal, a excepción quizá de Beyoncé), no faltó el toque “incluyente” al convocar a actores en su mayoría afroamericanos con nombres como Donald Glover (Simba), Chiwetel Ejiofor (Scar), John Kani (Rafiki), Alfre Woodard (Sarabi), Florence Kasumba ( Shenzi) y muchos más.

Timón (Billy Eichner) y Pumba (Seth Rogen) se siguen robando el show como en su versión animada y aportan pequeños chistes extra con una visión mucho más nihilista que la de 1994, si bien casi ninguna voz está entrenada para el canto, lo hacen bien (hasta que llega Beyoncé a humillar a todos).

Scar (Chiwetel Ejiofor) se reivindica como el elegante villano shakesperiano con un diseño tenebroso pero más débil que Mufasa, aunque capaz de brindar una gran pelea frente a Simba gracias a sus artimañas.

La película tiene una estética mucho más adulta, ideal para los fanáticos más viejos.

LO MALO

Pues que casi todo lo anterior se hizo en su momento y los toques originales se cuentan con la mano, el argumento se alarga por lo menos media hora más de lo necesario, fuera de eso poco habría que criticar, precisamente por su parecido (copia) de la original.

Y no dejo de señalar que la “dosis de realidad” es un factor que juega en ambos sentidos, una espada de doble filo que por un lado le dio al argumento mucho más credibilidad que la que tenía, pero a la vez impuso limitantes naturales al desarrollo de personajes, mientras que en la versión animada todo giraba en torno a crear una caricatura entretenida para los niños con secuencias y colores luminosos así como irreales situaciones y gesticulaciones, en esta nueva entrega todo se vuelve un poco más sobrio (¿elegante quizá?) y se ajusta a una no siempre agradable realidad y serán testigos (por ejemplo) de unas hienas bastante aterradoras y no los tres chiflados que algunos recordarán.

En ese mismo sentido, los límites “reales” que restringen la película minimizan también los procesos emocionales que forjamos con la historia y personajes, y ahí sí que sale perdiendo con su contraparte animada, además de que su toque “adulto” se ve disminuido por un guion que casi no se tocó, y que estaba fundamentalmente pensado para los niños y dicha ambivalencia causa cierto descontrol como espectador.

VEREDICTO

Aquí yo les pregunto: ¿Son las películas las que atentan contra la nostalgia? o ¿Serán nuestros recuerdos idealizados los que nos están arruinando la experiencia?

Es imposible que una película provoque exactamente lo mismo que la primera vez que la vemos, si a eso añadimos que (en el caso que nos atañe hoy) lo más seguro es que nuestra infancia esté involucrada, será igual de difícil evocar a ese niño que solíamos ser, pero eso no es culpa de los realizadores, sino de nosotros, por aferrarnos a un pasado que siempre creemos que fue mejor, por querer que sigan consintiendo al niño que rió o lloró por primera vez con tal o cual personaje, si bien algunas películas lo logran, “El Rey León” (a mi parecer) optó por consentir al adulto en que se han convertido (o están en proceso de convertirse) sus fanáticos, con una estética de primer nivel que los niños de hace veinticinco años no podrían ni imaginar, no tengo la menor idea si esta versión tendrá el mismo éxito entre el público infantil, pero estoy seguro que saldrán más que satisfechos si (aunque sería muy raro) es su primer contacto con esta historia, o mejor aún, dejan a su niño interior en casa y salen dispuestos a ver una película entretenida y de altísima calidad, en lo particular (y gracias a que mi apego con este y otros clásicos de Disney es nulo) yo podría decir que incluso me gustó más que la versión animada, pero como siempre, ustedes siempre tienen la última palabra.

Por supuesto que es una película imperdible sin importar tu nivel de fanatismo y que se estrena este viernes 19 de julio.

comments

8.7 out of 10

Tendremos un nuevo cómic de Alien que adaptará el guión original

Esto será fan service puro.

Una de las películas que prácticamente creo el subgénero de “terror-espacial”, fue Alien (conocida en Canal 5 como Alien: El Octavo Pasajero), dirigida por Ridley Scott y estrenada en 1979, esta cinta fue el inicio de una franquicia que hoy en día todo mundo conoce y ama, más porque nos entregó una de las heroínas más fuertes y queridas, la suboficial Ellen Ripley, interpretada por Sigourney Weaver; de hecho, hoy en día es imposible pensar en Alien sin Ripley, sin embargo, el guión original de la cinta no contemplaba a este personaje ¿se imaginan eso? Bueno, ya no será necesario imaginar nada ya que Dark Horse Comics está preparando un cómic que retrate todo el guión original de Alien.

Este cómic llevará el nombre de Alien: The Original Screenplay y constará de cinco números que adaptará el guión original de Dan O’Bannon. El cómic es escrito por Cristiano Seixas, mientras que el arte esta a cargo de Guilherme Balbi.

Alien: The Original Screenplay #1 de publicará el próximo 22 de Abril del 2020, días antes del Alien Day el 26 de Abril.

Fuente.

comments

¡Las cintas de Studio Ghibli por fin llegarán a Netflix!

¡¿Listos para un mega maratón con estas emotivas y grandiosas películas?!

Studio Ghibli es considerado por muchos como un pilar en cuanto a animación se refiere; no sólo nos ha dado increíbles y emotivas historias llenas de fantasía y enfocadas en la realidad, sino que también ha sido la punta de lanza en cuanto a animación se refiere, siendo el estudio japonés más popular y sin duda uno de los mejores hoy en día. Sus películas nos han marcado y todos tenemos una favorita y si bien hoy por hoy no son difíciles de conseguir en formato físico, siempre se agradecerá tenerlas a “un click de distancia“, por eso Netflix nos regala la primera sorpresa del año al anunciar que 21 películas del catálogo de Studio Ghibli llegarán a la plataforma a partir del 01 de Febrero.

Estos 21 títulos llegarán paulatinamente a Netflix en los meses de Febrero, Marzo y Abril de la siguiente manera:

01 de Febrero.

  • El Castillo en el cielo
  • Mi vecino Totoro
  • Only Yesterday (conocida en Latinoamérica como Recuerdos del ayer)
  • Kiki: entregas a domicilio
  • Porco Rosso
  • Ocean Waves (Se oye el mar/Puedo escuchar el mar)
  • Tales from the Earthsea (Cuentos de Terramar / Las crónicas de guerra de Ged)

01 de Marzo.

  • La princesa Mononoke
  • Mis vecinos los Yamada
  • Nausicaä del valle del viento
  • El viaje de Chihiro
  • The cat returns (El regreso del gato / Haru en el reino de los gatos)
  • Arrietty
  • El cuento de la princesa Kaguya

01 de Abril.

  • Pompoko (La guerra de los mapaches)
  • Susurros del corazón
  • El castillo vagabundo
  • Ponyo
  • La colina de las amapolas
  • Se levanta el viento
  • El recuerdo de Marnie

Es genial que por fin de que muchos lo pidieran, estos clásicos animados imperdibles para cualquier generación lleguen a la plataforma más popular, sin duda una muy grata noticia para incitar este 2020. No duden en ver cada una de ellas; todas, por más sencilla que sea su historia, tienen un mensaje y un toque mágico que sólo Studio Ghibli sabe dar.

Fuente.

comments

La Amenaza Fantasma ya no es la peor película de Star Wars

Parece que ha perdido el trono.

De todo el mundo de Star Wars hay pocas reglas, entre ellas está una que dicta que la Amenaza Fantasma es la peor película de todas, pero parece que esta va a cambiar con la más reciente, ya que Rise of Skywalker es la película con peor calificación de todas.

Todo esto es debido a la página Rotten Tomatoes, ya que la última película de esta saga tiene la calificación de 52, mientras que el capítulo uno cuenta con una de 53. Así que literalmente por un punto ya no es la peor de todas.

Pero si no creen que esto sea suficiente, el capítulo IX de Star Wars tampoco ha sido un éxito en taquilla, ya que apenas llegó al billón de dolares, esto es casi después de un mes de su estreno. Aparte de esto, es bien conocido que la película no ha sido muy bien aceptada por los fans por todos los detalles en la historia y guion que tiene.

Así que podemos pensar que está película si llegó a ser la mejor en algo, que es la mejor siendo la peor de una de las mejores sagas en la historia del cine.

Fuente.

comments

RRSS