Terminator: Dark Fate – Reseña sin spoilers

James Cameron regresa a una franquicia de la que nunca debió irse.

El 29 de agosto de 1997, la inteligencia artificial denominada “Skynet” atacó al mundo entero comenzando una guerra entre máquinas y humanos, en el año 2029 el líder de la rebelión John Connor, envió a un soldado al pasado a proteger a su madre para asegurar su nacimiento después de que Skynet enviara antes a un “Terminator” para eliminar a su enemigo incluso antes de nacer.

Gracias a dos películas después: “Terminator” (1984) y “Terminator 2: El Juicio Final” (1991), ese tétrico futuro nunca llegó y la humanidad continuó viviendo como si nada hubiera pasado. Hasta ahora.

James Cameron regresa, aunque solo como productor, a impulsar la historia que comenzó hace más de treinta años y eligió como su sucesor en la silla de director a nada menos que Tim Miller, el tipo que poseía (hasta la llegada de “Joker”) el trono con la película clasificación “C” más rentable de la historia, a toda la nostalgia que acompaña el proyecto y a las ambiciosas capacidades de Cameron en cuanto a efectos especiales se refiere, se agrega también el regreso de Linda Hamilton como “Sarah Connor” y Arnold Schwarzenegger como el “T-800”. ¿Acaso eso no es suficiente motivo para que todo salga bien? Lamentablemente las graves fallas en los intentos por retomar la saga en tres ocasiones (que afortunadamente la historia ignora completo) nos han vuelto escépticos al respecto y la confianza será difícil de recuperar.

¿De qué trata?

Es difícil hablar de una trama que ha sido tan manoseada durante tanto tiempo sin el riesgo de mencionar algún dato que tentativamente sea un spoiler, así que trataré de ser lo más cuidadoso y breve al respecto.

Dani Ramos (Natalia Reyes) es una chica mexicana que vive con su padre y su hermano Diego (Diego Boneta), obrera de una empresa que tiene una vida completamente normal, hasta que aparece en su vida Grace (Mackenzie Davis), una súper soldado venida del futuro con la misión de protegerla ya que es objetivo de un nuevo cyborg conocido como “Rev-9” (Gabriel Luna). A la lucha se le suma la legendaria Sarah Connor (Linda Hamilton) y las tres irán descubriendo poco a poco (junto con los espectadores) las circunstancias que tienen en común todos los involucrados.

Lo Bueno

El primer acierto es erigirse como la tercera parte “oficial” del canon posterior a los sucesos de “El Juicio Final”, lo siguiente es aprovechar la nostalgia pero ensalzarla gracias a los grandes efectos especiales que se pueden lograr en la actualidad.

La historia a pesar de su (hasta cierto grado) simpleza, es lo suficientemente interesante y bien llevada para mantener al público entretenido durante sus poco más de dos horas de duración, los méritos técnicos son varios y visualmente casi toda la película es un goce constante de efectos especiales, escenas de acción bien llevadas y acertados diseños de personajes respaldados gracias a las actuaciones del reparto.

Las comparaciones son inevitables pero cabe destacar las actuaciones de Gabriel Luna como el inexpresivo “Rev-9” al momento de la cacería, pero con matices muy humanos para pasar desapercibido, superando apenas la difícil tarea que dejó en su momento el actor Robert Patrick y su “T-1000”, la de Mackenzie Davis cuyo aspecto físico logra en todo momento la combinación de feminidad con fuerza letal de una humana con habilidades aumentadas, la de Linda Hamilton que trae a la vida la dureza de Sarah Connor como si la hubiéramos dejado de ver apenas ayer (aunque su personaje se ve parcialmente agrietado por los pobres diálogos) y hasta la de Arnold Schwarzenegger.

Tim Miller sabe dirigir escenas de acción y demuestra lo que es capaz de lograr con un gran presupuesto, llevando las peleas a escenarios imposibles en narrativas que tocan los límites de lo descabellado y que sin embargo logra sacar avante, siempre acompañados de música que eleva la tensión pero recargados también cómodamente en las memorables notas que introducen a la saga.

Lo Malo

Tres personas distintas fueron las encargadas de dar vida al guion que vemos en pantalla, entre ellos David S. Goyer, la mente detrás de grandes historias como “Dark City” (1998) o “El Cabellero Oscuro” (2008), pero también parcialmente responsable de la ambiciosa aunque narrativamente endeble “Batman V Superman” (2016), lo que inevitablemente conduce a su más grave problema: el guion.

Y es que el comienzo es casi deprimente, con una representación totalmente irreal de la Ciudad de México, aciertan en las patrullas, aciertan en los taxis, pero la situación geográfica o el uso del inglés y el español totalmente forzado es un gran error (tengo además la impresión de que los actores son doblados al español, con unas traducciones muy, muy pobres), situación que llega al grado de parodia con la triste participación de Diego Boneta y sus “chistes locales”, afortunadamente la acción llega rápido y ofrece muy breves descansos para que nos distraiga de dicha situación, pero los pésimos diálogos y humor (ya ni sé si voluntario o involuntario) son una constante, por momentos se siente una historia reciclada, por otro lado, cabe mencionar que el giro de tuerca y “actualización” que se pretende hacerle a la historia no son tan efectivos, el primero se puede oler a la mitad y el segundo es muy débil, que sin contar más, tiene que ver con la elección de reparto.

Veredicto

“Dark Fate” está muy lejos de ser perfecta y sin embargo es quizá la tercera parte que todos los fanáticos estaban esperando, ya sea por lo malas que han sido las anteriores o por los aciertos parciales de ésta en su realización, en comparación, tristemente James Cameron no se supera a sí mismo pero si actualiza su creación a los tiempos y presiones sociales modernas (con todo lo bueno y malo que eso conlleva), una película que exige demasiadas concesiones por parte del público pero que hábilmente sale avante gracias a los constantes homenajes a sus predecesoras pero también a la inclusión de los nuevos elementos en este universo, una película bastante disfrutable que rescata a la saga, pero que no soportará el análisis (ni siquiera superficial) de su narrativa.

Dicho lo anterior no me queda mas que invitarlos a que asistan al cine (como debe verse este tipo de historias) y juzguen ustedes mismos si es una continuación perfecta, o se une a la enorme cantidad de películas actuales que debieron quedarse en el tintero.

comments

7.9 out of 10

Es oficial, Bill Murray regresará para “Ghostbusters 3”

Y parece ser que se ha filtrado el nombre oficial de la cinta.

Para quienes crecimos en los 80’s/90’s, los Ghostbusters significan una parte esencial de nuestra infancia y en sí, de la cultura pop, por lo que el que llegue una nueva película de esta franquicia nos llena de emoción, más cuando sabemos que será la continuación de Ghostbusters 2 y está siendo dirigida por Jason Reitman, hijo del director de las cintas originales y ahora el círculo estar completo con el anuncio oficial de que Bill Murray estará presente en esta nueva entrega.

Así es, Bill Murray regresará como el Dr. Venkman y se une al reparto de “Ghostbusters 3” junto a Dan Aykroyd (Dr. Ray Stantz), Sigourney Weaver (Dana Barret), Annie Potts (Janine Melnitz) y Ernie Hudson (Winston Zeddemore).

Por si fuera poco, un sitio italiano dijo que el título de esta cinta será “Ghostbusters: Afterlife”, sin embargo, Sony Pictures no ha dicho nada al respecto; esperemos que pronto sea revelado de manera oficial su nombre y al menos tengamos un nuevo teaser. Por el momento, podemo jugar Ghostbusters The Videogame, juego cuya historia está basada en el guión que sería para Ghostbusters 3.

Fuente.

comments

Disney propone a Robert Downey Jr. para el Óscar

Disney quiere estar en todas las categorías.

No hace mucho tiempo se dio a conocer que Disney quería hacer una campaña para que se tomará en cuenta Avengers Endgame como candidato en varias categrías de los premios Óscar, algunas de ellas eran mejor música, mejor película, guión, etc. Después de que se dio esta noticia el actor que interpretó a Iron Man en el UCM mencionó que no le gustaría que fuera lanzado como candidato a ningún premio.

Robert dijo esto en varias entrevistas, pero parece ser que Disney quiere meter la película más taquillera de la historia en los premios a como de lugar, ya que a pesar de que Iron Man dijo que no quiere ser lanzado como candidato de todos modos se hizo.

Aparte de lanzar esto, la empresa de ratón también pidió que fueran candidatos Chris Evans, Mark Ruffalo, Josh Brolin, Paul Rudd, Chris Hemsworth, Jeremy Renner and Don Cheadler para mejor actor de soporte, y a Gwyneth Paltrow, Scarlett Johansson, Zoe Saldana, Brie Larson and Karen Gillen como mejor actriz de soporte.

Como pueden ver, Disney quiere ver Endgame a como de lugar en los premios, cosa que muchas personas no ven más allá como un capricho y algunos fans apoyan la idea. A pesar de todo, solamente nos queda esperar a ver los candidatos para los premios y esperar si Endgame tendrá un lugar entre todos ellos.

comments

BOO! – Reseña sin spoilers

Una nueva maldición se cierne sobre Halloween y acá les decimos de qué se trata.

El 31 de Octubre es una fecha en la que muchos niños y adultos aprovechan para disfrazarse y pedir el tradicional “dulce o truco”, pero en dicha fecha en la Ciudad de Detroit, comenzó una leyenda acerca de una broma que es más seria y tétrica, peor aún, aparentemente es algo real.

El director Luke Jaden es el creador y encargado de traernos a la pantalla esta historia con una idea sencilla pero con potencial para hacer de ella algo mejor.

La maldicion de “Boo”

Boo es en principio un inocente juego, una especie de “cadena” que solo trae consecuencias negativas para aquél que no la pase, para el que corte dicha cadena, una sencilla bolsa de cartón con una inscripción dentro, la cual menciona que lo único que el “elegido” debe hacer es dejar la bolsa en la siguiente casa para salir airoso del juego.

Este juego llega a una casa de aparente tranquilidad, en la que el estricto y religioso padre de nombre James (Rob Zabrecky) decide ignorar el juego al considerarlo (como todo Halloween) producto del paganismo, el pequeño integrante de la familia Caleb (Jaden Piner) es el único que conoce la leyenda y le insiste a su padre que continúe la cadena, pero es ignorado y pronto extraños sucesos comienzan a sucederles a todos los habitantes de la casa, incluyendo a Elyse (Jill Marie Jones) la madre y Morgan (Aurora Perrineau) la rebelde hija.

Nada es lo que parece

Empezando con lo bueno de la película, la música constantemente pone el tono sombrío y de tensión necesarios para el género.

El pasado oscuro de los personajes se va revelando y la maldición aprovecha esos errores cometidos por los personajes para aterrorizarlos, apoyados de imágenes grotescas y con mucho gore que aunque tardan demasiado en llegar son bien logradas, es una pena que hasta aquí termine lo bueno sobre la película.

Una maldición que no da miedo

Lamentablemente la historia peca de lenta, se toma demasiado tiempo en desarrollar a sus personajes y la trama de la historia, auneque en realidad todo el panorama es muy tétrico, la fotografía es oscura en escenarios de poquísima luz (como que a la familia no le gusta tener luces encendidas en la casa), y que inserta una escena de sexo igual de larga y sin propósito.

Los efectos especiales son regulares y pasan la prueba pero pierden el efecto dramático muy rápidamente, en general la narrativa es laxa en su desarrollo de trama y personajes, insuficientes como para sentir empatía por ellos o por lo que están atravesando, la realidad o pasado de los personajes llega a ser incluso más atroz que lo que les ocurre en el presente y los pocos logros rumbo al final no logran compensar una historia mal contada que a pesar de su hora media de duración se llega a sentir mayor.

Una historia que tenía cierto potencial pero que fue mal llevada y peor contada, que no recomiendo que vean a menos que tenga muchísima curiosidad y que bien podrían esperar a que llegue a alguna plataforma digital.

comments

3 out of 10