SING 2 | Reseña sin spoilers

¿Bono o Chayanne, de qué lado están? Los talentosos animales regresan para conquistar un escenario aún más grande. Acá te contamos cómo les fue.

Tal vez no sea la opinión más popular, pero cuando pude ver la primer entrega de “Sing” (2016) no me pareció para nada relevante, quizá algunos momentos tipo karaoke que hacen que valga la pena pero nada más, una película en general (para mí) olvidable. Es por eso que cuando salió esta secuela no fue algo que me emocionara, sin embargo (para bien o para mal) se separa un poco de la primera parte, apostando por aumentar el conflicto (aunque de manera algo forzada), la inclusión de nuevos personajes, entre ellos Bono, vocalista y líder de la banda irlandesa U2 en la versión de habla inglesa, pero compensando en el mercado latino con Chayanne “el supuesto padre de medio continente”, y en general una grandiosidad que se nota desde su animación y guion hasta su fastuoso cierre.

Tuvimos la oportunidad de asistir a la premier, donde Hanna y Ashley (del grupo “Ha*Ash”), Benny Ibarra, Roger González, Vadhir Derbez y el propio Chayanne (aunque en mensaje grabado) nos dieron la bienvenida y una sesión de preguntas y respuestas donde contaban lo que significó para ellos prestar de nuevo sus voces para estos personajes en su nueva aventura, quizá parte de que terminara disfrutando más la película, pero ya me estoy adelantando un poco.

¿DE QUÉ TRATA?

El talentoso equipo de simpáticos animales siguen triunfando en su teatro local, sin embargo eso no es suficiente para el siempre ambicioso y soñador Buster Moon (Benny Ibarra) quien pretende llevar su espectáculo a las grandes ligas, la majestuosa Redshore City (una especie de “Las Vegas”), para lo cual invita a la cazatalentos del poderoso Jimmy Crystal (Sebastián Martínez) quien le responde que no tiene lo necesario para dar el gran salto.

Por supuesto que Buster Moon no es de los que acepta un no por respuesta así que reúne a todo su equipo para dirigirse a Redshore City y buscar su gran oportunidad, la cual se les da gracias a la idea Gunter (Rubén Cerda), el problema es que el gancho de su show recae en la participación del gran Clay Calloway (Chayanne), una estrella retirada que no piensa regresar a los escenarios. Con un show que se va armando sobre la marcha, conflictos y nuevos retos personales, sin Clay Calloway de su lado, además de la presión del poderoso y maléfico Jimmy Crystal tras sus espaldas, es que se desarrolla esta nueva aventura, que pierde un poco de alma pero gana espectacularidad.

LO BUENO

Sin duda la superioridad técnica en comparación a su predecesora es muy evidente desde el principio (cinco años no pasan en vano), los colores se sienten mucho más vivos y la apuesta por grandes “coreografías” en majestuosos escenarios dejarán satisfechos a chicos y grandes.

El humor es otro de los temas que se revitaliza, los gags son más numerosos y aprovechan (sin necesariamente gastar) a su personaje más extravagante, sin embargo todos tienen su momento de brillar, lo cual beneficia constantemente una trama que en principio es algo simple y hasta repetitiva (nuevamente comparándola con su predecesora).

El entorno “karaoke” de la primera parte se mantiene pero esta vez pasa de manera más bien rápida y se va dejando lo mejor para el final, en realidad la fórmula es la misma, actualizando un poco los hits, pero cualquier producto que le presente a la niñez una canción de U2 o System of a Down en lugar de reggaetón, para mí tiene un punto extra.

El guion es efectivo y aprovecha lo construido en la primera parte como para que nos sintamos identificados con los personajes y lo que les ocurre, incluso con los nuevos, en ese sentido aunque apela a conflictos y resoluciones de manual, son suficientes tomando en cuenta que el target es el público infantil.

Sin duda el cierre (que además es bastante largo) es la cereza del pastel, el cual reúne las dosis de humor, drama y hasta emotividad que la película necesita para que toda clase de espectador salga contento de la sala.

LO MALO

Siendo fríos y justos, “Sing 2” es una secuela que no debió existir, que sabemos que está en salas por meras razones económicas, en ese sentido poco ofrece como continuación de una historia que incluso parece una historia aparte, algunos elementos rescatables de la primera parte se diluyen o por el contrario se exageran en la búsqueda de un mayor interés, lo que provoca que se pierda algo del corazón de los personajes, pero esto no será ningún problema para los niños o las personas que buscan una historia simple, fluida y entretenida.

En este sentido, la mayoría de las situaciones y conflictos que tienen que atravesar los personajes son muy forzados, es cierto que se compensa con la espectacularidad de las imágenes y alguno que otro toque tanto de humor como de sentimentalismo. En un tratamiento serio, el tenaz Buster Moon se va convirtiendo en un necio que logra su cometido a costa de lo que sea, la feminista Ash es reducida a una corista, la empoderada Rosita es ahora una temerosa cerdita a la que le dan chance de trabajar mientras el esposo puede cuidar a los niños, el carismático Johnny pasa a segundo lugar entre tantos personajes y así podría seguir con prácticamente todos los personajes. Evidentemente nada de ello será un obstáculo para que los niños la gocen pero en este sentido, el mensaje de la primera película era más claro y positivo.

Contrario a la primer película, la decisión de no doblar prácticamente ninguna canción al español será una decisión controversial, si bien yo estoy feliz de que no hayan destrozado una canción de U2, el mensaje (de nuevo) era más poderoso en la canción doblada de la primera parte, lo que en este caso solo servirá de alivio para los padres de los niños (y fanáticos de los irlandeses).

VEREDICTO

“Sing 2” pasa a formar parte de la lista de secuelas que superan a la original en muchos sentidos (flaquea en otros, como se señaló en párrafos anteriores), pero este sacrificio de profundidad por espectacularidad va a funcionar en taquilla, ya que su guion simple y forzado está apuntalado con buenas dosis de humor y escenas entretenidas que quizá no tienen otro sentido más que mantener a los niños despiertos (y a los adolescentes y adultos también) y en ese aspecto lo logra con creces.

Quizá no sea la película que mantenga a toda la sala cantando los hits (como quizá si logró la anterior), pero también les resta importancia al hacerlos parte de un espectáculo mayor que a final de cuentas resultará en ojos abiertos y expectantes por el destino de los personajes y sus dificultades para lograr sus sueños.

En resumen, creo que es una película que responde más a los acelerados tiempos en los que nos encontramos, en donde (al igual que la mayoría de canciones que aparecen) solo se busca generar la mayor ganancia en el menor tiempo posible mientras esté de moda, lo que en definitiva no la hace un producto perdurable pero si entretenido y que vale mucho la pena ver en pantalla grande, en lo particular yo disfruté mucho el recorrido de los personajes, a pesar de ser un camino que ya había visto con anterioridad, donde el mejoramiento del paisaje (y de un evidente presupuesto) hace que sea muy probable que ignoremos su falta de corazón, pero recibiremos gustosos un digno producto de entretenimiento que intentará suplir este corazón por algo más artificial, quizá tan cercano a lo original que ni cuenta nos daremos al salir de la sala, pero ya serán ustedes quienes juzguen si supera o no a su primera parte.

Encuentran “Sing 2” en salas nacionales a partir del 22 de diciembre, su papá Chayanne estará muy orgulloso de que acudan a verla.

comments

8 out of 10

SCREAM (2022) | Reseña sin spoilers

Ghostface regresa dispuesto a saldar cuentas pendientes y de paso a conquistar tanto al público nuevo como al viejo ¿Lo logra? Acá te contamos.

Ya pasaron 25 años desde que el legendario Wes Craven le diera forma a la idea del guionista Kevin Williamson para llevar a la pantalla grande a “Ghostface” y su ola de asesinatos, una historia que pretendía ser tributo pero también dura crítica a los clásicos de su género, desmontando todos los clichés que se forjaron con el paso del tiempo. Lamentablemente las secuelas la convirtieron lentamente en eso que juró destruir.

En esta ocasión y con un trabajo a cuatro manos, los directores Matt Bettinelli-Olpin y Tyler Gillett pretenden repetir la hazaña de la primer entrega, teniendo en contra un historial previo de tres secuelas muy irregulares, pero a su favor el talento para el género que demostraron en “Ready or Not” (2019), su película anterior. Hacerle frente a un fandom que se ha transformando (o estancado) durante 25 años no es tarea fácil pero (en mi opinión) se salieron con la suya y aquí te contamos las razones.

¿DE QUÉ TRATA?

La historia se sitúa en el universo temporal actual de la saga, los habitantes de Woodsboro están conscientes de la “fama” que rodea el pueblo y han aprendido a vivir con ello, las generaciones más jóvenes incluso juegan con la macabra situación que ven como algo del pasado. Lamentablemente para ellos, “Ghostface” está de regreso y comienza la oleada de terror, razón suficiente para irnos presentando personajes nuevos (y otros más conocidos) que intentarán detenerlo.

Una trama simple y característica que intentará diferenciarse de las anteriores gracias a un toque de misterio en donde cualquiera de los personajes puede ser el culpable, apostando también por una actualización temática y el aumento en las dosis de gore.

LO BUENO

El dúo de directores son fanáticos de la obra (en general) de Wes Craven y junto a los guionistas James Vanderbilt y Guy Busick nos presentan una historia respetuosa pero muy consciente de sí misma, lo que le da un toque de cinismo en la mención de referencias (a sí misma, al género y hasta la cultura popular) que la convierten en un gran disfrute para los fanáticos de la saga, sobre todo de la primera entrega.

La película logra dos objetivos siempre buscados pero difíciles de conseguir: Incluir correctamente el humor sin disminuir el terror que un slasher debe producir y complacer a los fanáticos más férreos (y más viejos) a la par de aquéllos que son recién llegados a la saga o incluso no tenían idea de ella hasta antes de esta película.

Si bien el guion es algo tramposo (por momentos obvio si se pone atención) en esconder las pistas del asesino, es efectivo en crear tensión e incertidumbre respecto al resultado final, cuyo desarrollo (además), está constantemente permeado por la nostalgia sin que se sienta en ningún momento como una copia o parodia de sí misma.

Aunque la manufactura no es del todo sobresaliente, es más que aceptable, teniendo sus mejores momentos en la explotación del audio para elevar la tensión y las bien logradas (además de gráficas) escenas sangrientas que son mucho más explicitas en comparación a casi cualquiera de sus predecesoras.

Me gustó la manera en como el guion desarrolla muy rápidamente la situación y conflicto, así como la construcción rápida (pero efectiva) de todos los personajes nuevos, lo suficiente como para que no sean bultos desechables o un cuerpo más en el número de víctimas en las películas de este tipo.

Para no entrar en spoilers solo diré que buena parte de sus bondades radican en la inserción orgánica de muchos elementos de nostalgia e incluso meta ficcionales, easter eggs y demás complacencias para la fanaticada que en general funcionan bien y no se sienten para nada forzados, se nota el cariño de los realizadores al trabajo pero sobre todo el respeto a la saga con una gran dedicatoria a Wes Craven.

LO MALO

La historia no se puede librar de uno que otro cliché del género (a pesar de que constantemente se burla de ellos), así como de requerir la condescendencia por parte del público para aceptar una que otra situación de la narrativa, pero nada grave.

Si bien la película es bastante acertada en ser (posiblemente) disfrutable para los no fanáticos, sin duda está en su mayoría dirigida para los conocedores de la saga, se regodea en sí misma, por lo que recomiendo que le den una visita (por lo menos) a la primer entrega antes de entrarle de lleno a esta nueva propuesta. Lo anterior no es un error como tal, pero si que se verá disminuida la experiencia del espectador que llegue ahí de manera casual.

De nuevo para evitar la mención de spoilers, solo puedo decir que el final desafía un poco los recovecos legales en los que se ven inmersos los personajes, así como el destino de algunos de ellos, sin embargo es justo decir que es una constante del género y que aunque pudo ser mejor construida no perjudica del todo la experiencia una vez que la pantalla se vaya a negro.

VEREDICTO

Si esto es un reboot, una precuela o secuela (¿o qué demonios es?), queda más que explicado dentro de la propia narrativa de la película, lo cierto es que es un apapacho a los fanáticos, lo que se traduce en dos horas de entretenimiento que se pasan como agua, la película se toma muy en serio los momentos de terror y nos pasean de manera perfecta en ellos, pero también tiene la habilidad de reírse de sí misma y el publico también se ríe con ellos, en un equilibrio casi perfecto que se veía imposible de lograr.

En una época donde la nostalgia se ha vuelto la moneda corriente, se agradece mucho la existencia de productos que detrás de la búsqueda de avariciosas ganancias, se encuentra también el corazón de personas talentosas que desean lo mejor para las franquicias, en el caso de “Scream” se nota el interés por reivindicar la saga y personaje (a quien más de uno ubicará más por “Scary Movie”), una cachetada con guante blanco al fanatismo tóxico que ha traído la debacle de muchas franquicias importantes, pero un gran abrazo también a los fanáticos que sin importar lo oscuro del panorama siempre acuden a la sala esperando lo mejor. Van a recibir lo mejor.

No omito señalar que (o al menos a mí me ocurrió) las expectativas tan bajas ayudaron mucho a que mi experiencia fuera tan satisfactoria, sin duda me tomó por sorpresa, es por eso que la presente reseña está libre de spoilers y es por eso también que recomiendo llegue a ella con ganas de ser sorprendido, con la guardia baja, créanme que la película tiene los elementos para lograrlo, disfruta, ríe y cierra los ojos ante las escenas más grotescas, pero más que nada, no hagas spoilers cuando salgas de la sala o Wes Craven te va a ir a jalar las patas.

La película ya se encuentra en salas nacionales a partir de hoy 13 de noviembre y serás tú el más indicado para decidir si este es un refrito más o la reivindicación más que merecida de una saga que parecía perdida.

comments

8.5 out of 10

¿Por qué “le cambiaron” el nombre a Shuma-Gorath?

En realidad, ni siquiera será Shuma-Gorath.

La próxima película del MCU, Doctor Strange In The Multiverse of Madness, ya ha estrenado su primer tráiler y el hype por su estreno no se ha hecho esperar, sobre todo por lo que será la aparición de uno de los seres más poderosos de Marvel Comics, Shuma-Gorath, o al menos eso creíamos hasta que a través de artes promocionales de la película se ha revelado que el ser extraterrestre no es Shuma-Gorarh, sino Gargantos, otro ser espacial, pero ¿a qué debemos esto?

La respuesta es que Marvel Studios no tiene los derechos para usar el nombre ni la apariencia de Shuma-Gorath, ya que éste personaje pertenece o mejor dicho, se encuentra registrado dentro de todo lo relacionado a Conan El Bárbaro, y aunque Marvel Comics publica los cómics de Conan, los derechos para cine y televisión son distintos a los de los cómics (claro ejemplo está el de Spider-Man).

Así que en su lugar, será Gargantos quien tome su lugar, ya que el diseño de personaje es muy similar y del cual Marvel Comics sí tiene sus derechos. Doctor Strange In The Multiverse of Madness se estrenará el próximo 05 de mayo.

comments

My Hero Academia: Misión Mundial de Héroes | Reseña heroica sin spoilers

Todo listo para volver a gritar “¡Plus Ultra!” en cines.

A unos meses de su estreno en Japón, llega a cines mexicanos la tercera película de Boku no Hero Academia, My Hero Academia: Misión Mundial de Héroes, con todo y doblaje en español latino y ante la expectativa por el estreno de su nueva temporada, los fans del anime seguramente no pueden esperar por disfrutar de esta cinta en la pantalla grande; sin embargo, es bien sabido que las películas u OVAs del género shōnen siguen una formula  que si bien puede caer en lo predecible, logran  entonces ¿My Hero Academia: Misión Mundial de Héroes logra colocarse entre las grandes o buenas películas del género shōnen? O ¿quedará como una película genérica de anime? A continuación les decimos.

My Hero Academia: Misión Mundial de Héroes pone a todos los héroes, novatos y veteranos, en una misión por detener a un culto-terrorista llamado “Humarise”, que busca eliminar los “Dones” (poderes) del 80% de la población global, aunque esto signifique llegar a un genocidio; por ello, los héroes de todas las agencias unen esfuerzos.

Sin embargo, después de los primeros minutos, la película se enfoca en dos personajes, Deku y Rody, personaje que es presentado en esta película y que por su carisma y gran corazón se lleva la película, bueno, por eso y por el hecho de que es el único personaje bien desarrollado, ya que inclusive el “jefe final” cae en el cliché de villano lleno de rencor por un trauma; lo cual es lógico considerando que es en el anime donde vemos el desarrollo de los héroes, aunque por otro lado es una lástima porque hay varios villanos nuevos con diseños interesantes de los que nos habría gustado saber más, como Beros (la arquera).

Pero como todos sabemos, lo que importa de las películas shōnen son las peleas entre los protagonistas y los nuevos villanos, y My Hero Academia: Misión Mundial de Héroes no decepciona en este aspecto, tiene muy buenas peleas, específicamente entre Deku, Bakugo y Todoroki, contra los nuevos villanos, los cuales, insisto, tienen un diseño y poderes por demás interesantes que nos dejan con ganas de saber más de ellos.

El problema con “Misión Mundial de Héroes” es que después de los primeros 10 minutos, la película se vuelve lenta y en ciertos puntos floja, hasta llegar al último acto en donde se llevan a cabo toda la acción, la cual se divide en tres combates principales: Deku, Bakugo y Todoroki, uno por cada héroe; y aunque no son las mejores batallas dentro de la franquicia, sí son bastante vistosas y emocionantes, más aún gracias a su animación, que en general es bastante buena y conserva la calidad que hemos visto en otras películas de éste anime: aunque lamentablemente también la animación “se cae” en el segundo acto de la película que es el más tedioso, pero nada grave.

Y a diferencia de otras entregas, esta película llega doblada al español latino, el cual puede que no sea del agrado de todos los fans, sobre todo de quienes ven el anime en su idioma original; pero en general es un buen doblaje.

En conclusión, My Hero Academia: Misión Mundial de Héroes es una película que no busca ni intenta encontrar el hilo negro en el género shōnen, sino que replica la fórmula de éste tipo de películas, lo cual no es para nada malo, ya que tiene todo el humor, acción y emotividad que encontramos en la serie, y aunque el viaje para llegar a ese punto de pura acción puede ser un poco tedioso, cuando llegamos, se disfruta bastante y deja satisfechos a los fans y hasta a las personas que nunca han leído el manga o visto el anime; y sin duda es imperdible para lo fans. My Hero Academia: Misión Mundial de Héroes se estrena en salas de Cinépolis desde este 06 de enero del 2022.

comments

7 out of 10

RRSS