“LA ABUELA” (2021) | Reseña sin spoilers

El director Paco Plaza trata de fusionar el drama existencial con el horror en su nueva película ¿Funciona o es un fracaso? Acá les contamos.

El nombre del director saltó a la fama mundial cuando, a cuatro manos, con ayuda de Jaume Balagueró nos presentaron “Rec” (2007), una película que (como sucede cada cierto tiempo de manera casi irónica) revivió el género zombie, por otro lado nos entregó también la lamentable “Rec 3: Génesis” (2013) y es responsable además (entre otras cosas) de “Verónica” (2017), película que Netflix se encargó de vender en su momento como la película más terrorífica dentro de su catálogo, principal causa de que defraudara a unos cuantos.

Después de diversos retrasos por la pandemia y algunos meses más con respecto a su estreno en España, este jueves 28 de abril llega por fin a salas mexicanas la más reciente obra del director español, en una coproducción franco-española que aborda algunas situaciones que les pondrán los pelos de punta a más de uno quizá por su cercanía a la realidad y porque aborda un aspecto bastante humano con toques de fantástico que sin duda dividirá opiniones.

¿DE QUÉ TRATA “LA ABUELA”?

Susana (Almudena Amor) es una modelo radicada en París que está a punto de cumplir 25 años y que ve truncado su nuevo proyecto cuando se entera que su abuela Pilar (Vera Valdez) acaba de tener una situación de salud que la ha dejado parcialmente incapacitada, por lo que tiene que poner pausa a su carrera, para viajar de regreso a España para hacerse cargo de su único familiar.

En este forzado retorno a la casa donde creció, los recuerdos borrosos de su infancia comienzan a aparecer, pero también se hacen presentes extraños sucesos y comportamientos, dentro del departamento pero sobre todo en su abuela, quien parece ocultar un oscuro secreto, además de habilidades que oscurecen poco a poco el antes brillante futuro de Susana.

LO BUENO

La manufactura es de alta calidad, lo que se refleja en su buen aspecto visual que deja ver que Paco Plaza ha crecido mucho como director, y queda demostrado en la gran puesta en escena en un espacio tan reducido como es el departamento en donde se desarrolla la mayor parte de la historia.

Lo mismo ocurre con el maquillaje y efectos especiales que aportan siempre la dosis de realidad necesaria para que todos los momentos se sientan hasta cierto punto creíbles, lo que siempre se agradece en películas del género para que nos nos saque del tono construido.

Es de aplaudirse que Paco Plaza y su guionista Carlos Vermut (“Magical Girl”, “Quién te cantará”) apuesten por un horror más de ambiente y no por el jumpscare facilón, lo que funciona como espada de doble filo ya que es el principal aspecto que alejará a los que se acerquen a la película por el nombre del director.

LO MALO

Ya deben suponer que cuando se elogian los aspectos técnicos y no se menciona la historia algo anda mal y lamentablemente no es la excepción. Las actuaciones son hasta cierto punto cumplidoras, Vera Valdez no tiene falla en un papel bastante demandante para su edad, pero Almudena Amor se nota por momentos sobrepasada por el protagónico y es que es ella quien carga gran parte de la película, fallando sobre todo en los momentos más dramáticos y de terror.

Sin embargo, el grave error está en el guion y es que su estructura depende demasiado del giro de tuerca, el cual no es para nada sorpresivo, ya que la misma película nos muestra hacia donde vamos desde el minuto tres y a partir de ahí nos brinda pistas nada sutiles (por si no había quedado claro el enorme spoiler del principio), así como algunos clichés y resoluciones de situaciones demasiado infantiles que chocan terriblemente con la seria construcción, más cercana al drama, que nos brinda en el primero, segundo y casi la totalidad del tercer acto.

Este mismo guion deja algunos temas inconclusos que se colocaron previamente sobre la mesa y que parecen importantes para la trama, pero se dejan a un lado como meros comentarios, ya sea acerca del voraz mundo del modelaje, las enfermedades de la tercera edad, el sufrimiento y sacrificio de cuidar a un enfermo, temas todos tan importantes que se pierden en un tratamiento demasiado superficial y cuyo roce con lo fantástico no ayuda en nada (ni siquiera como metáfora).

VEREDICTO

No tengo la menor duda de que la película dividirá opiniones, sobre todo por la tendencia de horror/terror ambiental, que ha dado paso a la supresión de escenas gráficamente espeluznantes cada cinco minutos, por un tratamiento más sobrio, pero no por ello menos efectivo, como lo hicieron perfectamente “The Witch” (2015) o “Hereditary” (2018), pero lamentablemente la más reciente película de Paco Plaza no se acerca en lo más mínimo a los ejemplos citados, primero porque elimina casi por completo el suspenso al revelar tan temprano lo que está ocurriendo, segundo porque se queda corto en el comentario intertextual que (quizá) pretendía.

¿Quieren mejores ejemplos? El miedo latente a un destino inevitable, como lo es la vejez, está mejor explorado en “Relic” (2020), el despiadado culto a la belleza es más efectivo en “Neon Demon” (2016), el asfixiante horror que puede producir el encierro en cuatro paredes queda demostrado en “El bebé de Rosemary” (1968), ésta última película clara referencia a lo que intentó lograr plaza. Y se me ocurren más ejemplos pero cualquiera de ellos revelaría lo poco que les queda por explorar a los que acudan a las salas de cine.

Es en la lentitud de su ritmo en donde también se recargarán los defensores de ese “nuevo terror”, los que esperen escenas terroríficas se verán recompensados muy al final, pero quizá ya sea demasiado tarde. En aras de que salgan lo menos decepcionados posible, reitero la advertencia de que no estarán frente a una película propiamente de terror, en el sentido clásico al menos, sino más cercano al drama o al terror psicológico que quizá complazca medianamente a los amantes de dichos géneros y que estén poco interesados en ser sorprendidos por un giro de tuerca más que cantado.

Pero como siempre, la pelota ahora está de su lado y les toca a ustedes coincidir o no con esta reseña, si esta es una obra destinada a ser película de culto o (en mi opinión) una que olvidaremos en unas cuantas semanas.

comments

5 out of 10

Jason Momoa dejará de ser Aquaman, para encarnar a Lobo

O al menos ese es parte del plan de DC Studios.

Los rumores respecto al futuro de las películas y series live-action de DC Comics nos han venido cayendo como balde de agua fría y es que tras el incierto destino de Wonder Woman 3, también se ha dicho que, tras Aquaman and the Lost Kingdom, Jason Momoa dejará de ser Aquaman, esto para convertirse en el cazarrecompensas intergaláctico: Lobo.

Asimismo, se ha dicho que la secuela de The Man of Steel quizá no llegue a pasar y es casi un hecho que no habrá “Black Adam 2”, pese a los esfuerzos de Dwayne Johnson. Así que parece que será un “borrón y cuenta nueva”.

comments

“Wonder Woman 3” ¡¿cancelada?!

Parece ser que el Flashpoint sí llegó a la vida real.

Wonder Woman de 2017, fue de las primeras películas dentro del DCUE que en verdad fue del gusto de fans y la crítica e hizo que se tuviera fe en el “Snyderverse” y aunque su secuela tuvo un recibimiento agridulce, abrió la puerta para una tercera entrega o eso creíamos y es que fuentes de The Hollywood Reporter, aseguran que DC Studios le ha dicho a Patty Jenkins que “Wonder Woman 3”, “no se ajusta con los nuevos planes” que se tienen para las películas y series de DC.

De igual manera, estos “rumores”, indican que no se ha tomado ninguna decisión respecto al futuro de las películas de Wonder Woman con Gal Gadot como la princesa Diana, es decir que básicamente, el proyecto de Wonder Woman 3 está “congelado”.

¿Cuál será el futuro de Wonder Woman y el universo live-action de DC? ¿Flashpoint borrará todo el “Snyderverse”? Solo queda esperar.

Fuente.

comments

Ya hay director y fecha de estreno de “Ghostbusters: Afterlife 2”

Veremos esta secuela más pronto de lo que creíamos.

Es indudable el éxito que tuvo Ghostbusters: Afterlife y es que en gran medida apeló a los fans de la franquicia y con todo y algunas opiniones divididas, de manera general le fue muy bien en taquilla, lo suficiente como para tener una secuela la cual se estrenará en diciembre del 2023.

Esta nueva aventura de Los Cazafantasmas será dirigida por Gil Kenan, quien co-escribió “Afterlife”; asimismo, el elenco principal regresará, incluyendo a Paul Rudd y Carrie Coon. Su producción iniciará a inicios de este 2023 y como vimos en la escena post-créditos de la película del 2021, se desarrollará en Nueva York ¿emocionados?

Fuente.

comments