1612629712118859

“LA ABUELA” (2021) | Reseña sin spoilers

El director Paco Plaza trata de fusionar el drama existencial con el horror en su nueva película ¿Funciona o es un fracaso? Acá les contamos.

El nombre del director saltó a la fama mundial cuando, a cuatro manos, con ayuda de Jaume Balagueró nos presentaron “Rec” (2007), una película que (como sucede cada cierto tiempo de manera casi irónica) revivió el género zombie, por otro lado nos entregó también la lamentable “Rec 3: Génesis” (2013) y es responsable además (entre otras cosas) de “Verónica” (2017), película que Netflix se encargó de vender en su momento como la película más terrorífica dentro de su catálogo, principal causa de que defraudara a unos cuantos.

Después de diversos retrasos por la pandemia y algunos meses más con respecto a su estreno en España, este jueves 28 de abril llega por fin a salas mexicanas la más reciente obra del director español, en una coproducción franco-española que aborda algunas situaciones que les pondrán los pelos de punta a más de uno quizá por su cercanía a la realidad y porque aborda un aspecto bastante humano con toques de fantástico que sin duda dividirá opiniones.

¿DE QUÉ TRATA “LA ABUELA”?

Susana (Almudena Amor) es una modelo radicada en París que está a punto de cumplir 25 años y que ve truncado su nuevo proyecto cuando se entera que su abuela Pilar (Vera Valdez) acaba de tener una situación de salud que la ha dejado parcialmente incapacitada, por lo que tiene que poner pausa a su carrera, para viajar de regreso a España para hacerse cargo de su único familiar.

En este forzado retorno a la casa donde creció, los recuerdos borrosos de su infancia comienzan a aparecer, pero también se hacen presentes extraños sucesos y comportamientos, dentro del departamento pero sobre todo en su abuela, quien parece ocultar un oscuro secreto, además de habilidades que oscurecen poco a poco el antes brillante futuro de Susana.

LO BUENO

La manufactura es de alta calidad, lo que se refleja en su buen aspecto visual que deja ver que Paco Plaza ha crecido mucho como director, y queda demostrado en la gran puesta en escena en un espacio tan reducido como es el departamento en donde se desarrolla la mayor parte de la historia.

Lo mismo ocurre con el maquillaje y efectos especiales que aportan siempre la dosis de realidad necesaria para que todos los momentos se sientan hasta cierto punto creíbles, lo que siempre se agradece en películas del género para que nos nos saque del tono construido.

Es de aplaudirse que Paco Plaza y su guionista Carlos Vermut (“Magical Girl”, “Quién te cantará”) apuesten por un horror más de ambiente y no por el jumpscare facilón, lo que funciona como espada de doble filo ya que es el principal aspecto que alejará a los que se acerquen a la película por el nombre del director.

LO MALO

Ya deben suponer que cuando se elogian los aspectos técnicos y no se menciona la historia algo anda mal y lamentablemente no es la excepción. Las actuaciones son hasta cierto punto cumplidoras, Vera Valdez no tiene falla en un papel bastante demandante para su edad, pero Almudena Amor se nota por momentos sobrepasada por el protagónico y es que es ella quien carga gran parte de la película, fallando sobre todo en los momentos más dramáticos y de terror.

Sin embargo, el grave error está en el guion y es que su estructura depende demasiado del giro de tuerca, el cual no es para nada sorpresivo, ya que la misma película nos muestra hacia donde vamos desde el minuto tres y a partir de ahí nos brinda pistas nada sutiles (por si no había quedado claro el enorme spoiler del principio), así como algunos clichés y resoluciones de situaciones demasiado infantiles que chocan terriblemente con la seria construcción, más cercana al drama, que nos brinda en el primero, segundo y casi la totalidad del tercer acto.

Este mismo guion deja algunos temas inconclusos que se colocaron previamente sobre la mesa y que parecen importantes para la trama, pero se dejan a un lado como meros comentarios, ya sea acerca del voraz mundo del modelaje, las enfermedades de la tercera edad, el sufrimiento y sacrificio de cuidar a un enfermo, temas todos tan importantes que se pierden en un tratamiento demasiado superficial y cuyo roce con lo fantástico no ayuda en nada (ni siquiera como metáfora).

VEREDICTO

No tengo la menor duda de que la película dividirá opiniones, sobre todo por la tendencia de horror/terror ambiental, que ha dado paso a la supresión de escenas gráficamente espeluznantes cada cinco minutos, por un tratamiento más sobrio, pero no por ello menos efectivo, como lo hicieron perfectamente “The Witch” (2015) o “Hereditary” (2018), pero lamentablemente la más reciente película de Paco Plaza no se acerca en lo más mínimo a los ejemplos citados, primero porque elimina casi por completo el suspenso al revelar tan temprano lo que está ocurriendo, segundo porque se queda corto en el comentario intertextual que (quizá) pretendía.

¿Quieren mejores ejemplos? El miedo latente a un destino inevitable, como lo es la vejez, está mejor explorado en “Relic” (2020), el despiadado culto a la belleza es más efectivo en “Neon Demon” (2016), el asfixiante horror que puede producir el encierro en cuatro paredes queda demostrado en “El bebé de Rosemary” (1968), ésta última película clara referencia a lo que intentó lograr plaza. Y se me ocurren más ejemplos pero cualquiera de ellos revelaría lo poco que les queda por explorar a los que acudan a las salas de cine.

Es en la lentitud de su ritmo en donde también se recargarán los defensores de ese “nuevo terror”, los que esperen escenas terroríficas se verán recompensados muy al final, pero quizá ya sea demasiado tarde. En aras de que salgan lo menos decepcionados posible, reitero la advertencia de que no estarán frente a una película propiamente de terror, en el sentido clásico al menos, sino más cercano al drama o al terror psicológico que quizá complazca medianamente a los amantes de dichos géneros y que estén poco interesados en ser sorprendidos por un giro de tuerca más que cantado.

Pero como siempre, la pelota ahora está de su lado y les toca a ustedes coincidir o no con esta reseña, si esta es una obra destinada a ser película de culto o (en mi opinión) una que olvidaremos en unas cuantas semanas.

comments

5 out of 10

Goodbye, DonGlees! llegará con doblaje en español y aquí está su tráiler

Será un verano inolvidable.

Konnichiwa! nos sigue consintiendo en este 2022, y es que además de que podremos disfrutar de la película animada de Goodbye, DonGlees! en su idioma original, también la podremos ver con doblaje en español latinoamericano y para darnos una probadita de cómo se oye, aquí esta su tráiler ya con doblaje.

Goodbye, DonGlees! se estrenará en distintas salas de Cinépolis en México, gracias a su concepto de +QueCine, el próximo 21 de julioya pueden ir comprando sus boletos desde aquí, en su idioma original con subtítulos, así como con doblaje.

comments

“TELÉFONO NEGRO” (2021) | Reseña sin spoilers

Después de un breve paso por el MCU, el director Scott Derrickson regresa al género del terror con muchos toques de nostalgia y tributo. ¿Qué tal está “Teléfono Negro”? Acá te contamos.

En 1931, el alabado director alemán Fritz Lang nos presentó a un asesino de infantes en “M”, la escena inicial (sin mostrar nada gráfico) nos presenta el tétrico destino de una niña cuando vemos su globo volar hacia unos cables de luz.

Durante la década de los setentas se hizo famoso el caso del asesino John Wayne Gacy que ocasionalmente se disfrazaba de payaso.

En 1977 sale la novela “El Resplandor” de Stephen King quien introduce por primera vez el término para referirse al don paranormal que tanto reutiliza en sus libros. En 1986 utiliza la perversión de la infancia e incluso el ícono del payaso para escribir la novela “IT”.

¿A qué viene todo lo anterior? A que en 1972 nace Joe Hill y a los 33 años publica “Fantasmas”, colección dentro de la cual se incluye el cuento “Teléfono Negro” y Scott Derrickson bebe de todas las fuentes anteriores para entregarnos una de las mejores películas de terror que veremos en el año.

¿DE QUÉ TRATA “TELÉFONO NEGRO”?

La película nos sitúa en el año de 1978, en un pueblo anónimo de Denver en donde conocemos a Finney (Mason Thames) un jovencito que atiende la secundaria y que a pesar de ser hábil en el béisbol, es constantemente víctima de bullying en su escuela, en donde también conocemos a su hermana menor Gwen (Madeleine McGraw) y su padre alcohólico (Jeremy Davies).

A este ambiente algo insano se le añade además el terror que vive la comunidad, un secuestrador de niños de los cuales no se sabe nada después, la psique infantil colectiva ya lo ha bautizado como “El Raptor” y es una pesadilla que atemoriza constantemente a los pobladores. El punto de conflicto se viene cuando Finney es atrapado por “El Raptor” quien lo encierra en un sótano casi vacío a excepción de un colchón, un baño y un viejo teléfono negro desconectado, Finney está esperando lo peor al darse cuenta de que huir es imposible, hasta que suena el teléfono y comienza a recibir ayuda de quien menos esperaríamos.

LO BUENO

El director Scott Derrickson regresa al terror y perfecciona el aspecto visual que nos presentó en “Sinister” (2012) combinando la historia con grabaciones tipo casero para hilar la narrativa y mejora también el cuento de Joe Hill (que apenas abarca una treintena de páginas), con ayuda de su colega de siempre C. Robert Cargill para entregarnos una historia más cercana al thriller pero con toques paranormales, siendo el guion una de sus principales bondades en cuanto a la construcción y mantenimiento de la tensión para con la situación en la que coloca al pequeño Finney, así como la añadidura de algunos jump scares que podrán complacer a cierta parte del público, pero que (para alivio de otros) se recarga más en el ambiente tétrico y oscuro que en sustos facilones.

Gracias a la cinematografía de Brett Jutkiewicz (“Scream”, “Stranger Things”) el ambiente setentero es palpable sin que necesariamente luzca avejentada, e insisto en que los momentos de metraje casero apoyan la narrativa constantemente, sobre todo en la presentación del villano y de algunas situaciones de flashback.

La máscara de “El Raptor”, cortesía del legendario Tom Savini tiene todas las posibilidades de unirse a los íconos del género, pero es la actuación de Ethan Hawke la que coloca la cereza del pastel, ya que la voz y ademanes (al estar limitado intermitentemente su personaje por la máscara) logran inyectar de un aspecto amenazante al peligro que azota el poblado.

La música es un buen elemento que se agrega a la mezcla y en general son pocos los aspectos técnicos que muestran alguna falla visible. Finalmente el tributo se hace presente y no serán pocas las veces que ciertos elementos visuales remitan al espectador a otras historias conocidas de la pluma de Stephen King que han sido llevadas a la pantalla grande, lo cual se agradece como guiño a los fanáticos, pero que no se sienten del todo gratuitos dentro de la narrativa, lo cual cohesiona muy bien.

LO MALO

Si bien el guion se toma varias libertades creativas con respecto a lo creado por Joe Hill, es bastante fiel en cuanto a los diálogos de los personajes, sin embargo cabe señalar que ambos mundos no resultan del todo compatibles, por lo que hay momentos que resultan en humor (quizá) involuntario que junto a otros momentos que sí parecen intencionalmente humorísticos rompen constantemente el suspenso, lo que resulta en una distracción intermitente, pero sobre todo en los puntos más bajos de la historia.

Las participaciones de Jeremy Davies y James Ransone me parecen una falla de casting primero y de dirección después y es que el primero requería (desde mi punto de vista) de un aspecto más maduro y agrio, cosa que el eterno look juvenil del actor disminuye sus momentos más dramáticos, por su parte James Ransone tiene un personaje que resulta demasiado locuaz incluso para sus objetivos y que termina siendo también en un alivio cómico que raya en la ridiculez. En ambos casos en perjuicio de una historia que por lo demás tiene actuaciones de buenas a excelentes, pero sobre todo que rompe la construcción del terror.

Finalmente, aunque la película lucha constantemente por evitar el cliché, la adición de diversos caminos narrativos se sienten (apenas) como meros pretextos para que el tiempo transcurra, pero no termina siendo una falla por completo, el director y su equipo se las arreglan para que así sea y yo no lo noté sino hasta leer el cuento de Joe Hill, así que si no ha leído la historia puede olvidar este párrafo.

VEREDICTO

Aunque sería acertado mencionar que “Teléfono Negro” no presenta una historia que no hayamos visto antes (las referencias nos remiten directamente a esas otras historias), también vale la pena señalar que la forma en que se nos cuenta es bastante llamativa, lo que asegura que el espectador esté pegado a la pantalla prácticamente hasta que aparecen los créditos finales. Ethan Hawke logra una presentación más que admirable como villano y a pesar de que la principal queja viene con respecto a su poco desarrollo de personaje, soy de los que piensan (en este caso) que menos es más y las incógnitas a su alrededor aumentan el misterio.

Los amantes del terror son duros de roer, pero no me cabe duda que resultarán complacidos con esta historia que reúne los lugares comunes pero con un toque visual y narrativo que resulta en algo novedoso, que se queda un poco corta para hacerse de un lugar entre las joyas del género, pero vaya que se acercó. La película llega a salas nacionales este 23 de junio y sean o no amantes del terror o lo paranormal, pueden ir con la certeza de que pasarán un rato bastante entretenido.

Para los que llegaron hasta acá tengo una recomendación y es que eviten a toda costa el tráiler, ya que incluye algunas sorpresas que les resultarán más satisfactorias cuando vean la película (advertidos están y recompensados también si es que terminaron de leer esta reseña).

comments

8.8 out of 10

¿Es Secret Wars la próxima saga del MCU?

El presidente de Marvel Studios dice que pronto podremos ver el panorama completo.

Desde que terminó la Saga del Infinito dentro del Universo Cinematográfico de Marvel, nos hemos preguntado cuál será la siguiente saga dentro del MCU y todo parece indicar que en este verano podría quedar más claro hacia dónde van todas las películas de la Fase 4, entre más nos acercamos a su fin; tal como lo ha revelado el propio Kevin Feige, presidente de Marvel Studios.

“A medida que nos acercamos al final de la Fase 4, creo que la gente comenzará a ver hacia dónde se dirige esta próxima saga. Creo que ya ha habido muchas pistas, que al menos son evidentes para mí, de hacia dónde va esta saga. Pero seremos un poco más directos en los próximos meses, para que quienes quieran ver el panorama completo, pueden ver un poquito más del plan”.

Así lo dijo el presidente de Marvel Studios en una entrevista para Total Film; esto claro ha hecho que inicien las conjeturas respecto a que esta nueva saga está inspirada en el evento del 2015 de Marvel Comics: Secret Wars; en donde los héroes de distintos universos pelean entre sí para evitar la destrucción de los universos, esto debido a la presentación del multiverso dentro de las películas y series ¿será en verdad este evento el que le dé forma a la nueva saga del MCU?

Fuente.

comments

RRSS