“JURASSIC WORLD: DOMINION” (2022) | Reseña sin spoilers

Superar una película que tiene casi 30 años parece tarea fácil y Colin Trevorrow puso a prueba su talento ¿Qué tal está Jurassic World: Dominion? Acá te contamos.

En 1993 Steven Spielberg trajo a la vida lo que parecía imposible en su momento, adaptar (a su manera) la novela de Michael Crichton, tarea complicada debido sobre todo a que los personajes principales eran unos gigantescos dinosaurios, para 1993 los avances tecnológicos permitirían hacer algo decente, pero Spielberg y su equipo empujaron la frontera de lo inimaginable para presentarnos la película más taquillera del año (cabe mencionar que en el cuarto puesto estuvo “La Lista de Schindler” del mismo director).

La saga creció dando paso a una nueva trilogía que conocemos bajo el título de “Jurassic World”, y padeciendo aún los estragos de la pandemia, llega por fin a salas mexicanas lo que parece el cierre de esta nueva historia (aunque dudo que de la franquicia) con resultados no del todo aceptables, sobre todo después de que nos emocionaran con un prólogo de cinco minutos que parece consumió el presupuesto de los efectos especiales.

¿DE QUÉ TRATA “JURASSIC WORLD: DOMINION”?

La película arranca con un breve resumen de acontecimientos que conecta lo sucedido en “El Reino Caído” (2018) en donde la Isla Nublar fue devastada por un volcán, solo algunas especies fueron rescatadas y posteriormente liberadas así que las jurásicas especies conviven de manera muy tropezada con la llamada civilización y es ahí en donde arranca esta nueva historia en la que conoceremos a Lewis Dodgson (Campbell Scott) un genio/multimillonario que, al igual que en todas las películas anteriores quiere utilizar el genoma de los dinosaurios para su propio beneficio, en esta ocasión para fines farmacéuticos, por lo que construye un santuario gigante en donde reúne a prácticamente todas las especies (y otras más que se han ido creando), para continuar la investigación.

Por otro lado, Owen Gray (Chris Pratt), Claire Dearing (Bryce Dallas Howard) y Maisie Lockwood (Isabella Sermon) han formado una especie de familia que trata de vivir en el anonimato debido a la valía del ADN en la joven integrante. Obviamente estos dos mundos se tienen que cruzar y en lugar de ofrecernos lo que tanto habían prometido: el desastre y terror en las ciudades de la mano (o patas) de los dinosaurios, nos encierran dentro de un contenido, aunque gigantesco santuario, para contarnos la misma historia una vez más.

LO BUENO

La historia se ayuda tramposamente de elementos sobre explicativos, lo que es un poco agotador si estás fresco en la saga, pero que sin duda ayudará al espectador casual o más joven que no haya visto las primeras entregas, dentro del lado positivo se encuentra la fluidez de la historia con muchas secuencias de acción, que salvan a la película de convertirse en casi dos horas y media de tedio.

La mayoría del reparto hace un trabajo decente (con lo que les dieron) y el regreso del trío original (así como una que otra sorpresa extra) serán momentáneamente el goce de los más viejos adeptos a la saga.

La música se vuelve un elemento importante y para ello contrataron a Michael Giacchino, aunque arrastra el mismo defecto que en sus tres trabajos anteriores que apelan a la nostalgia y es que no se siente del todo original sino más bien un remix o complemento de lo que hizo en su momento John Williams.

LO MALO

Como ya mencionaba anteriormente, el argumento es endeble y básicamente un repetición con esteroides de la misma historia, rescatada apenas por su constante dinamismo, lo que la coloca como un producto que se nota dirigido a un público poco exigente que va a consumir palomitas o a distraer un rato a sus hijos, pero no me crean a mí, tan solo basta ver algunas de las cartas de presentación de la escritora Emily Carmichael (“Pacific Rim: Insurrección”) y el mismo director Colin Trevorrow (“Star Wars: El ascenso de Skywalker”) para poder adivinar de cuál pie cojea el guion. Un guion que se deshace rápidamente de “Blue”, su protagonista anterior, en un intento atrevido pero fallido de regresar a las raíces de la saga. A todo lo anterior habría que agregar también un (esporádico) tono mal manejado de género de terror.

Totalmente ajeno al estreno de este cierre de saga se encuentra también el reciente estreno de “Top Gun: Maverick”, y es que en comparación, lo que la mencionada hizo de manera correcta prácticamente en todos los departamentos, la película de dinosaurios falla estrepitosamente, no acierta en sus referencias, ni en apelar a la nostalgia, la narrativa se siente forzada y tramposa, las escenas de acción no son memorables, el uso de tecnología se queda muy corto (este departamento merece su propio rubro), que haya tantos personajes reunidos hacen que prácticamente ninguno se gana la empatía de la audiencia (más allá del valor concedido por el recuerdo), en resumen, es una película que no se siente una pérdida de tiempo pero que olvidarán por completo cuando lleguen a casa. Ni una escena, ni una nota musical, ni una frase o personaje, NADA, es memorable.

Cualquiera pensaría que una película con el presupuesto y tecnología de hoy en día nos haría olvidar fácilmente a su antecesora de 1993, Colin Trevorrow tuvo incluso la valentía de apostar por animatrónicos (como en gran parte lo hizo Steven Spielberg), para darle mayor realismo a las escenas, el resultado fue un triste CGI que pasa apenas la prueba del fuego y unos efectos prácticos dignos de IztapaSauria, no tengo duda que al público infantil poco o nada le importará este defecto, pero cualquiera con algo de criterio y cierta madurez no le quedará otro remedio que aceptar que este departamento junto al guion son los peldaños más bajos de la película.

VEREDICTO

La oscura propuesta de Michael Crichton fue transformada en todo un blockbuster infantil y juvenil bajo las manos de Steven Spielberg (aunque no ha soltado del todo la saga como productor), que ha resistido el paso del tiempo y el envejecimiento de su público objetivo, sin embargo el marketing y su popularidad la han ido transformando aún más en un producto casi dirigido exclusivamente a los niños (juguetes, series animadas y ropa infantil lo demuestran), la nueva trilogía sufre de esta indecisión por un mercado y otro, “Jurassic World: Dominion” no es la excepción y su trepidante narrativa deja en claro que busca complacer al público más joven, es su intento de dejar satisfechos a los más viejos (inclusión del reparto original, referencias y a veces un tono más maduro) en donde no acierta casi en ningún momento.

Seis veces nos han demostrado que la historia ya no soporta una vuelta más, ¿Cuántos millonarios (bien intencionados o no) necesitamos ver con el mismo plan? ¿Cuántas veces podemos obligar a los protagonistas que se inserten en un ambiente salvaje en donde claramente tienen la desventaja? ¿Cuántas veces podremos ver las mismas persecuciones y batallas? El mensaje ecológico y social se diluye dentro de una película palomera que ofrece muy poco para el debate, quizá lo peor sea (en todo caso) que como simple producto de entretenimiento deja mucho que desear y aunque es muy posible que le vaya bien en taquilla por el gran mercado que tiene a su disposición, no puedo sino finalizar esta reseña manifestando que aunque tenía los elementos para ser algo digno, “Jurassic World: Dominion” puede ser incluso, la peor de la nueva trilogía.

Pero como siempre, los invitamos a que sean ustedes quienes decidan si lo que aquí se escribe es correcto o no y para ello puede acudir a su sala de cine preferida a partir del día de mañana en su estreno nacional.

comments

6 out of 10

Jason Momoa dejará de ser Aquaman, para encarnar a Lobo

O al menos ese es parte del plan de DC Studios.

Los rumores respecto al futuro de las películas y series live-action de DC Comics nos han venido cayendo como balde de agua fría y es que tras el incierto destino de Wonder Woman 3, también se ha dicho que, tras Aquaman and the Lost Kingdom, Jason Momoa dejará de ser Aquaman, esto para convertirse en el cazarrecompensas intergaláctico: Lobo.

Asimismo, se ha dicho que la secuela de The Man of Steel quizá no llegue a pasar y es casi un hecho que no habrá “Black Adam 2”, pese a los esfuerzos de Dwayne Johnson. Así que parece que será un “borrón y cuenta nueva”.

comments

“Wonder Woman 3” ¡¿cancelada?!

Parece ser que el Flashpoint sí llegó a la vida real.

Wonder Woman de 2017, fue de las primeras películas dentro del DCUE que en verdad fue del gusto de fans y la crítica e hizo que se tuviera fe en el “Snyderverse” y aunque su secuela tuvo un recibimiento agridulce, abrió la puerta para una tercera entrega o eso creíamos y es que fuentes de The Hollywood Reporter, aseguran que DC Studios le ha dicho a Patty Jenkins que “Wonder Woman 3”, “no se ajusta con los nuevos planes” que se tienen para las películas y series de DC.

De igual manera, estos “rumores”, indican que no se ha tomado ninguna decisión respecto al futuro de las películas de Wonder Woman con Gal Gadot como la princesa Diana, es decir que básicamente, el proyecto de Wonder Woman 3 está “congelado”.

¿Cuál será el futuro de Wonder Woman y el universo live-action de DC? ¿Flashpoint borrará todo el “Snyderverse”? Solo queda esperar.

Fuente.

comments

Ya hay director y fecha de estreno de “Ghostbusters: Afterlife 2”

Veremos esta secuela más pronto de lo que creíamos.

Es indudable el éxito que tuvo Ghostbusters: Afterlife y es que en gran medida apeló a los fans de la franquicia y con todo y algunas opiniones divididas, de manera general le fue muy bien en taquilla, lo suficiente como para tener una secuela la cual se estrenará en diciembre del 2023.

Esta nueva aventura de Los Cazafantasmas será dirigida por Gil Kenan, quien co-escribió “Afterlife”; asimismo, el elenco principal regresará, incluyendo a Paul Rudd y Carrie Coon. Su producción iniciará a inicios de este 2023 y como vimos en la escena post-créditos de la película del 2021, se desarrollará en Nueva York ¿emocionados?

Fuente.

comments