Geek is the new sexy | ¿Por qué ser geek es cool? 158

Geek is the new sexy | ¿Por qué ser geek es cool? 159

¿Quién de ustedes no aprecia y adora ver a alguien portando con orgullo una prenda geek? Es un deleite para la pupila el saber que algo nos atrae a esa persona que nos llama la atención.

De un tiempo para acá, es mejor visto el poder portar un logotipo de algún súper héroe en el pecho, que en la antigüedad. Como bien sabemos, hace algunos ayeres el ser geek era un sinónimo que encasillaba a “los raros” o inadaptados, sin embargo todos estos juicios sólo se ha derivado de una gran ignorancia.

Durante los tiempos de guerra, los cómics eran esperanza, con ellos podían imaginar los niños y niñas de la época que Supermán estaría algún día ahí con ellos y traería la paz al mundo. ¿Cómo no portar con orgullo algo que siempre ha sido algo más que una simple historia?

Afortunadamente aunque ha sido lento, pero más efectivo, ha sido de mejor entendimiento que el tema de cómics y videojuegos no sólo es para las personas que no son muy agraciadas, ni sólo para hombres, las mujeres también pueden sentirse inspiradas y reflejadas en un cómic, brindándoles fortaleza.

Actualmente, mujeres y hombres, agraciados, modelos, delgados o esbeltos podemos leer o consumir con toda naturalidad este tipo de contenidos sin tener que avergonzarse de ello. Afortunadamente nos encontramos en el boom de películas, spin offs, cómics, series y demás bellezas digitalizadas, las cuales podemos compartir con una gran inmediatez.

Así que la próxima vez que vuelvas a ver a alguien apenarse o ver de alguna manera extraña a alguien por ser muy cool, recuerda que el equivocado, no eres tú. Han pasado muchísimos años, guionistas, directores, creativos, ilustradores, horas y horas de trabajo y talento para que tú puedas seguir leyendo y creyendo en algo que se ha vuelvo un sexy estilo de vida.

Previous ArticleNext Article
Geek & Rocker, en mi tiempo libre salvo al mundo.

Bob Layton en La Mole Comic Con 253

Hace un momento La Mole Comic Con, ha dado a conocer que en su lista de invitados especiales se encontrará el inigualable Bob Layton. Considerado como uno de los grandes exponentes de la industria, en la cual ha explorado las diversas áreas de este hermoso arte, ha sido escritor, dibujante, creador, diseñador y emprendedor, Bob Layton ya cuenta en la actualidad con más de cinco mil cómics con su nombre en los créditos.

Por si aún no conoces a Layton, tal vez te has topado con alguna de las obras en las que ha colaborado a lo largo de su prolífica trayectoria, es conocido por reinventar a Ironman en los años 70´s, salvando a Tony Stark de una inminente cancelación e impulsando al personaje a tomar su lugar como uno de los personajes emblema de la casa Marvel.

Igualmente a sido cocreador de Warmachine y a The Hauntress, pieza fundamental para el éxito de exponencial que ha presentado la editorial Valiant. Hoy en día se encuentra más enfocado a sus proyectos en la pantalla grande chica, así como su posición como copropietario de Valiant.

 

 

 

The Dark Knigth Returns de Frank Miller 681

No cabe duda alguna que hablar de Batman es entrar en un gran debate para encontrar la mejor historia de este icónico vigilante enmascarado, a pesar de esto siempre está presente en el arco de The Dark Knigth Returns es uno de los mejores Cómics que se hayan hecho de Batman y en general de DC Cómics. Algo más que es innegable es el tremendo talento del legendario escritor Frank Miller y el valor que tiene para crear estos arcos argumentales tan complejos, completos y totalmente creíbles, de los cuales son muy pocas las historias en el universo del cómic que cumplen con estas condiciones.

The Dark Knight Returns nos relata la historia de un Bruce Wayne en sus cincuentas y retirado de la batalla contra el crimen, en una Gotham en la que los índices de criminalidad van en aumento y en la que la policía es totalmente insuficiente para contrarrestar a las pandillas y criminales que azotan a la ciudad.

En este arco, Batman lleva 10 años retirado de las calles, tras la muerte del segundo Robin, Jason Todd. Al dejar atrás su vida como vigilante, Bruce Wayne se retira de esa vida de justiciero para descansar hasta que se da cuenta de que su amada ciudad de Gotham está en un momento terrible y que los criminales no pueden gobernar las calles a su antojo. Es entonces cuando recuerda por qué empezó su cruzada contra los criminales y es así como se vuelve a poner el manto de Batman una vez más.

Esta historia se caracteriza por ser una de las más oscuras, crudas y viscerales de DC Cómics, igualmente está muy bien planteada y detallada, los personajes están bellamente desarrollados y en mi opinión no hay ninguno que este demás en la historia, los personajes incorporados como Ellen Yindel (la nueva comisario de policía) o Carrie Kelly (la nueva Robin) enriquecen aportan mucho a la trama de la historia, las batallas con el líder mutante y la final con Superman son un referente para las nuevas generaciones de escritores e ilustradores.

Otro gran punto a favor en la narrativa creada por Miller está en que cuando entrevistan a las personas sobre si están a favor o en contra de El Caballero De La Noche. Además de esto en todo el cómic hay una gran crítica, lo que genera una considerable importancia al debate sobre si Batman está haciendo lo correcto o no, si deberían detenerlo o no. Por ejemplo esto se puede ver en el personaje de Ellen Yindel, la cual piensa que Batman debería ser detenido y Jim Gordon, el cual piensa que él hace lo correcto. También en la gente que dice que Batman ha provocado a los criminales como los Mutantes o Los Hijos De Batman.

Finalmente y para terminar con esta breve reseña les recomiendo que si aún no han tenido la oportunidad de haber leído este cómic lo hagan, ya que sin duda alguna este es uno de los mejores cómics de Batman sino es que es el mejor cómic que se ha creado para el icono que representa El caballero oscuro.

Gerard Conway el Artesano del Cómic 402

Es muy común que cuando se habla de profesionales de diversos campos y ocupaciones, se tiende a simplificar y encasillar a las personas en dos grupos diferentes: el de los “artistas”, formado por aquellos individuos dotados de un toque de  genialidad y excentricidad, que les hace brillar sin (aparentemente) demasiado esfuerzo, y el de los “artesanos”, caracterizados por ser laboriosos y altamente disciplinados, herederos de una precisión y eficacia exenta de las artificios que a veces adornan a los miembros del primer grupo.

En el caso de Gerard Conway un guionista de New York, su trabajo y colaboraciones harían de él un miembro del grupo de los artesanos. Siendo protagonista de uno de los momentos más épicos, intensos y polémicos en el mundo del cómic de los años 60’s, ayudó a posicionar su nombre en la mente de los lectores y a crearse una marca propia digna de un artista.

El punto de crucial en la carrera de Conway se dio al tomar la estafeta de manos de la leyenda Stan Lee en el desarrollo del guión para The Amazing Spider-Man  #111.  En ese momento  era difícil sospechar que tras la marcha del último creador del personaje comenzaría la etapa más recordada del hombre-araña, en este período tan importante que alcanza  más de 40 números que  concluyen en el #149. El joven guionista no ingresó en la serie con todas las propiedades ya que compartió el desarrollo  del argumento con otro miembro (alguna vez con dos) del equipo. Tras un par de números de probarse así mismo, se metió de lleno con todo para el regreso del Doctor Octopus y su guerra de pandillas con Hammerhead.

Es en este punto en el que se toparía ante un John Romita en plena forma a los lápices y Conway  ya muestra sus mejores virtudes: historias sólidas, capacidad de dirigir al lector a través de la narración, gestión de sorpresas al final del número, conexión de sentimientos y motivaciones en los personajes, un fino equilibrio entre lo externo (la acción, la espectacularidad) y lo interno (relaciones interpersonales, introspección), entre lo épico y lo íntimo, pautas que, en gran medida, ya venían definiendo la serie.

No te puedes perder la oportunidad de conocer a esta leyenda del Cómic en La Mole Comic Con del 16, 17 y 18 de marzo de este 2018.