¡Shazam! | Review sin spoilers

¡Shazam! viene con todo para colocarse como una de las mejores películas de DC. ¿Podrá lograrlo?

Del Cómic a la pantalla de Cine

Esta adaptación del mágico héroe de DC ha tomado como base al Shazam que conocemos de los cómics “The New 52’s”. La historia está centrada en Billy Batson (Asher Angel), un niño problema que ha escapado de orfanatos y familias adoptivas en busca de su madre. Ahora bajo el cuidado de Victor (Cooper Andrews) y Rosa Vazquez (Marta Milans), Billy se incorpora a una nueva familia donde conoce a Freddy Freeman (Jack Dylan Grazer) quien se convertirá en su nuevo hermano y única ayuda cuando obtenga los poderes de Shazam.

Freddy pondrá a prueba las habilidades y poderes de Shazam (Zachary Levi) y tratará de ayudarlo a convertirse en el protector de la ciudad de Philadelphia.

Por el otro lado tenemos al villano de la historia, el infame Doctor Sivana (Mark Strong), quien quiere destruir a Billy por ser el elegido y poseer los poderes de Shazam.

Lo Bueno

Esta cinta es una de las mejores que hemos visto por parte de DC, con un humor peculiar y buenas escenas de acción que definitivamente vale la pena ver en el mejor formato posible, y es que tiene todo para convertirse en un mega hit y convertirse en una de las adaptaciones al cine de los cómics favoritas del público, así que si tienes un cómic de este personaje, felicidades porque subirá de valor.

Mark Strong y Zachary Levi nos entregan grandes actuaciones, pero la mejor viene por parte de Jack Dylan Grazer y su interpretación de Freddy, haciendo toda clase de pruebas y preguntas como cualquiera de nosotros haría al enterarse que tu amigo tiene super poderes. Su actuación no opaca la de Levi y Strong, pero en verdad hace que nos conectemos muchísimo más con los personajes, él representa a la audiencia dentro de la película.

Lo Malo

El problema es con el desarrollo de personajes, a pesar de que es entendible que no puedes dedicarle mucho tiempo al elenco secundario, esto afecta de manera dramática a la familia de Billy, ya que cuando ellos están en peligro o atraviesan por cambios importantes a lo largo de la película, realmente no te genera un conflicto emocional por la falta de conexión.

A pesar de la gran actuación de Mark Strong la historia del Doctor Sivana también se ve afectada por el problema de desarrollo de personajes, es un villano con una motivación un poco vanal, más o menos como la historia de Síndrome en los Increíbles, pero sin una conexión directa al héroe.

Otro de los problemas que sobresalta es que uno de sus varios cameos nos hace sentir algo decepcionados cuando no entrega lo que nos promete y solo te emociona por un momento, para no cumplir después; cuando tú lo veas, sabrás a que me refiero.

Veredicto

Una cinta llena de diversión, tristeza y valentía; nos enseña la importancia de la familia y sus valores, también satiriza de manera espectacular los cliches de las cintas de súper héroes y con un tercer acto que los dejara sorprendidos. El film, tanto en la función de prensa como en la premier, causo carcajadas y en el momento importante aplausos por parte de críticos y espectadores por igual.

La película cuenta con dos escenas post-créditos, así que no te salgas de la sala antes de tiempo. ¡Shazam! se lleva 9 de 10 ya que es muy buena a pesar de sus defectos.

comments

9 out of 10
Fotógrafo/Reportero/Locutor; Amante del football americano, los videojuegos, las cosas geek y viajar en moto... #BornToBeGeek en @LaComikeria

Chicos Buenos – Reseña

La misma fórmula, distinta edad ¿Vale la pena? – Te contamos que tal está Chicos Buenos.

En 2007 Seth Rogen y Evan Goldberg dieron vida a “Superbad”, una comedia que (de alguna manera) marcó época, con unos jóvenes Jonah Hill y Michael Cera, que funcionó principalmente por el carisma del actor Christopher Mintz-Plasse en su alocado personaje “McLovin”. El dúo de escritores, ahora como productores nos traen lo que podría ser casi la misma historia pero con niños de 12 años (tarea siempre complicada) y por si fuera poco, ponen al frente del proyecto a un director prácticamente amateur: Gene Stupnitsky (primera película que dirige además de algunos episodios de la serie “The Office”) quien además escribió la historia junto a Lee Eisenberg.

Un proyecto arriesgado debido principalmente a la combinación de la edad de los protagonistas y su clasificación “R”.

¿De qué trata?

El guion es relativamente simple y poco se puede contar sin entrar en detalles que arruinen los gags, pero en resumen sería así: Max (Jacob Tremblay), Lucas (Keith L. Williams) y Thor (Brady Noon) son unos niños que acaban de pasar a sexto grado (en el sistema escolar estadounidense), rondando los 12 años, una etapa en la que están lentamente dejando de ser niños para pasar a la adolescencia, las hormonas están reventando por dentro, pero la inocencia es mayor a la curiosidad que poco a poco se despierta a esa edad.

O al menos eso es lo que nos cuentan los personajes de esta película que se ven inmersos en hilarantes aventuras después de que el popular Soren (Izaac Wang) invite a Max a su fiesta, a la que además asistirá Brixlee (Millie Davis) el amor platónico de Max, como si eso fuera poco, en la fiesta se hará el famoso “juego de la botella” por lo que no ir es totalmente impensable para el grupo, sin embargo su asistencia se pondrá en juego una y otra vez conforme las situaciones se desarrollen en su contra.

“Lucas”, “Max” y “Thor”

Lo Malo

Jacob Trembley se nota algo contenido con respecto a sus trabajos anteriores (quizá sobre todo al diferente tono y complejidad de sus personajes previos). Estoy consciente de que se trata de una comedia, pero el guion en un comienzo apenas si se sostiene, con momentos totalmente ilógicos apoyados por un trabajo de CGI bastante deplorable.

A pesar de unas cuantas risas, la primera media hora es mas bien floja, haciéndome pensar que la combinación de inocencia con chistes adultos no es la mejor combinación, con una clara intención de forzar el chiste (y lo lograrán si son de risa fácil), con distintos tropiezos en la dirección (tanto de actores como de cámaras) y guion, película con la que deberán de entrar de buenas y en el tono correcto para que las risotadas apenas sean efectivas y evitemos pensar que en realidad estamos viendo una parodia.

Lo Bueno

El reparto infantil es completamente efectivo, los tres personajes principales rescatan con su carisma, ternura e inocencia una historia que iba completamente en declive, pero que en su segunda mitad y ya hacia el final recompone el rumbo, quizá porque para este momento el talento de los niños desvían mi mirada del imperfecto guion, que se puede resumir como una serie de sketches unidos, que van “in crescendo” en cuanto a su calidad se refiere, hasta llegar a un montaje inolvidable que les hará soltar carcajadas.

Veredicto

Con una historia inconexa, la película es rescatada gracias al salvavidas que aportan sus personajes principales, aunque falla en enfatizar la amistad de los tres pequeños, una historia (contrario a “Superbad”) con la que no siempre será fácil identificarnos, pero con los gags necesarios para hacernos pasar un buen rato (por lo menos a partir de su segunda mitad), es mi deber informarles (si no lo han hecho aún) que disfrutarán mucho mejor la película si evitan el trailer (sobre todo los que extendidos y sin censura), debido a la poca habilidad de los realizadores para ocultar “lo mejor”, si, lamentablemente mucho de lo bueno está en el trailer, pero que si gustan de las comedias al estilo de Seth Rogen y compañía no saldrán decepcionados. Eso sí, pudo ser mejor.

comments

7.6 out of 10

El Camino – Reseña sin spoilers

Vince Gilligan demuestra que tiene lo necesario para dar el salto a la pantalla grande.

Catalogada como la mejor serie de todos los tiempos, “Breaking Bad” llegó a su final hace apenas seis años, ¿necesitábamos más acerca de esta historia? No lo creo. Y es que hay muchas películas e historias con finales ambiguos que tiene que discernir el público, sin embargo hay finales abiertos, que no lo son tanto, pues sus historias tienen un final concreto, solamente que sucede minutos (a veces hasta horas) antes de que la pantalla se vaya a negro y “Breaking Bad” termina de manera conclusiva, cerrando de manera apropiada el arco argumental de Walter White, lo que sucediera posteriormente con cualquier otro personaje era extra y podía estar o no en pantalla sin que eso cambiara el valor intrínseco de la serie.

Es una lástima que ante la escasez de ideas nuevas y frescas, acompañado de la sobre oferta en cine y televisión (servicio de streaming en este caso), los “creadores” deban recargarse en éxitos probados que evitan la fatiga de colocar un producto, hacerle un nicho y por lo tanto irse por el camino fácil: Spin offs de toda clase que alargan (o hasta cambian) la historia (la propia serie ya había tomado esa opción con “Better call Saul”). Es en este arriesgado límite que se pasea “El Camino”, entre estropear lo logrado por una gran serie, con el único objetivo de (innecesariamente) continuar la historia o brindarnos una película que se sostenga por sus propios méritos. Pero si alguien tiene el derecho de hacer algo así es el mismísimo Vince Gilligan, director y escritor, junto a Aaron Paul, pilar de la serie que además funge como productor (por si tenían dudas aún si el dinero o solo el amor al arte está involucrado en esta nueva historia).

¿De qué trata?

Como dice el título, se evitará el uso de spoilers de la película, sin embargo, el argumento es en sí un gran spoiler a la serie, así que si no la han visto aún (¿en qué planeta viven?) quizá deba saltarse a la parte de “Veredicto”.

Netflix ofrece una brevísima pero efectiva recapitulación de hechos que recomiendo que no salten para colocarnos casi de manera inmediata en los hechos posteriores al final de la serie, Jesse Pinkman huye en el coche de “Todd”, un “El Camino” que le da título a la historia, solo para darse cuenta de que es quizá el hombre más buscado debido a su complicidad con “Heisenberg”, la mente criminal más popular de Estados Unidos en ese momento.

Jesse tiene que buscar la manera de escapar, pero no será tan fácil, nuevos obstáculos (aunque aunados a su tremendo pasado) se le presentan mientras tiene que evadir a la policía que lo busca incesantemente.

Lo Bueno

Mucho de la historia es un mimo a los fans, por lo que aquéllos familiarizados con la historia se deleitarán con ciertos easter eggs y el regreso de personajes entrañables.

La realización técnica está a la altura no solo de la serie (que en realidad sobrepasa) sino de cualquier película hollywoodense, bajo el cobijo de Netflix que ya nos tiene acostumbrados a grandes producciones, en ese sentido son dos horas de buena fotografía, complejas tomas, algunas escenas de acción, buena música y actuaciones a la altura que ponen a Vince Gilligan como un director a seguir, que esperamos que su brinco al cine o la creación de más (y originales) obras en la televisión o streaming sucedan lo más pronto posible.

El guion se apoya en “flashbacks” que son insertados de manera muy fluida e inteligente para que no se pierda en ningún momento el ritmo de la historia.

Lo Malo

No obstante las buenas actuaciones de prácticamente todo el elenco el paso de 6 años es más que notable en todos (excepto en uno o dos), para ser una película cuyos sucesos ocurren de manera inmediata a la serie quizá debieron poner más interés en ese departamento (con los procesos de rejuvenecimiento facial de hoy día, sorpende que no les hayan dado un pequeño retoque, una dieta alimenticia por lo menos).

El guion es bueno pero no alcanza los niveles de tensión que si alcanzó en muchos capítulos la serie, la introducción de los nuevos obstáculos de Pinkman son casi forzados y la resolución es por demás floja.

El gran error de la película es quizá la falta de justificación para su existencia, se queda corta en demostrar su razón de ser (más allá de hacer dinero) y si bien no opaca el éxito de la serie, es un arco argumental que poco aporta y que no hubiera pasado nada si se quedaba en el tintero.

Veredicto

Una película totalmente dirigida a los fanáticos (de preferencia de esos que consumen lo que sea), cuyas auto referencias ocultan en todo momento sus posibles fallos argumentales y un guion tibio, que sin embargo los mantendrá entretenidos gracias a la habilidad con la que se cuenta un historia que nadie necesitaba. Si es usted seguidor de la serie se sentirá complacido con muchas escenas, dudo que se mantenga el mismo interés si por el contrario pertenece usted a los que desconocen detalles de la historia que le dio origen, así que si es seguidor de la serie supongo que no saldrá tan decepcionado como debería (si ya invirtieron tiempo en 5 temporadas ¿qué mas da?) pero que falla tremendamente en dotar de una personalidad propia a la historia, convirtiéndola en un flojo epílogo de algo que seguro quedaba mejor en nuestras mentes.

Si algo bueno se puede sacar de esto sería reafirmar el talento que su creador y director tiene, pero bueno, eso ya había quedado claro en la serie.

¿Qué sigue ahora? ¿El Spin off de la hija de Walter? o ¿qué tal la historia del ascenso a la fama de “Los Cuates de Sinaloa”? Hay historias que tal vez merezcan que el universo sea extendido, personajes muy interesantes a los que se les puede sacar mucho jugo en su propias aventuras. Lamentablemente “El Camino” no pertenece a esta categoría.

comments

7.7 out of 10

Un Amigo Abominable – Reseña

Esta vez Dreamworks Animation nos llevaran a un aventura a través de la bella y mágica China en compañía de un nuevo y peludo amigo.

En su afán de llenar el espacio que deja “Como Entrenar a tu Dragón” ahora que ha finalizado su trilogía, Dreamworks decide traer a la pantalla grande a otra criatura mística y de leyenda, esta vez conoceremos al Yeti.

La historia no se enfoca solamente en esta criatura, porque el personaje principal de este relato es Yi, una adolescente que desea más que nada hacer un viaje a través de China y conocer los lugares más hermosos de este país como lo hubiese deseado su difunto padre.

Pero una noche sus planes cambian al encontrarse con un Yeti en su azotea, el problema es que esta criatura es perseguida por una corporación, dirigida por el señor Burnish, que sobre todas las cosas quieren probar al mundo la existencia de los Yeti y no se detendrá ante nada para conseguirlo y con la ayuda de la doctora Zara planean capturarlo nuevamente.

Al verse involucrada, Yi, decide ayudar a su nuevo amigo a regresar a casa, aunque eso signifique tener que abandonar su hogar. Acompañada por el violín que le heredo su padre decide bautizar al Yeti como Everest e iniciar con su viaje, pero su amigo Peng los sigue y esto obliga a su primo Jin a involucrarse y los tres tendrán que afrontar las consecuencias de sus acciones.

Lo Bueno

Esta aventura nos demuestra la importancia de proteger a otros seres vivos y la naturaleza, también establece la importancia de los lazos familiares, los amigos y sobre todo ser tu mismo y no vivir a través de los dispositivos móviles sino vivir y disfrutar de la vida fuera de la tecnología. Sin duda es una película que pequeños y grandes disfrutarán y les enternecerá el corazón.

Lo Malo

A pesar de estos mensajes tan bellos, la estructura es de lo más común, siguiendo al pie de la letra el viaje del héroe como lo hemos visto mil y una vez en otras tantas películas. A pesar de que en el tercer acto introducen un giro “inesperado” para avivar las cosas, se siente algo forzado y el giro realmente no es algo que nos sorprenda.

En Conclusión

Es una película cautivadora con mensajes positivos y sin importar las fallas que tiene en la trama, vale la pena verla y definitivamente la vemos teniendo, como mínimo, una secuela en un futuro cercano. Te recomendamos que vayas al cine a disfrutar de la cinta, ya que es enternecedora y con una animación cautivadora, sobre todo en los paisajes y merece ser vista en la pantalla grande.

comments

8 out of 10