Connect with us
http://lacomikeria.com/born-to-be-geek-header/

Cine

“NAPOLEÓN” | Reseña

Published

on

La mirada de Ridley Scott sobre el emperador francés, quien es interpretado por Joaquín Phoenix ¿Quieres más razones para ver Napoleón? Entonces sigue leyendo.

Napoleón es una figura compleja que ha sido abordada por diversos directores a lo largo de la historia del cine, el proyecto más famoso (y jamás realizado) de Stanley Kubrick giraba precisamente en torno a este soldado que llegó a ser General y posteriormente Emperador de su nación. Como muchas figuras históricas, su vida y proceder tiene muchos claro oscuros, dando origen a fanáticos y detractores por igual que lo consideran un maestro de las tácticas de guerra o hasta un simple genocida.

Estamos viviendo tiempos gloriosos (y a la vez extraños) en los que grandes cineastas son cobijados por las grandes empresas del streaming, nombres como Martin Scorsese, Alfonso Cuarón, David Fincher (y ahora Ridley Scott) han dado rienda suelta a sus mayores sueños con presupuestos altísimos que no están recibiendo el mismo amor por parte de la taquilla (en el caso de salir a salas) ¿Correrá “Napoleón” con la misma suerte? Sigue leyendo para que saques tus propias conclusiones.

¿DE QUÉ TRATA “NAPOLEÓN”?

Francia está viviendo tiempos convulsos y la película rápidamente nos lo transmite al iniciar con el trágico final de la Archiduquesa de Austria de manera pública en la Plaza de la Concordia ante cientos de enfurecidos testigos, entre ellos un teniente de artillería de nombre Napoleón (aunque en realidad no estuvo ahí y es el primer indicio también de que el director no se inclinará por la exactitud histórica), a partir de ahí comienza una acelerada carrera en ascenso pero también las complicaciones históricas, políticas, amorosas y armamentistas que dieron paso a su leyenda.

De manera casi paralela la historia fija su atención en el gran amor de Napoleón (Joaquin Phoenix) por Josefina de Beauharnais (Vanessa Kirby), una relación algo enfermiza que muestra el lado más humano (y hasta pueril) de ambos personajes, cuyas acciones labraron para siempre un lugar en la historia mundial.

LO BUENO

El ganador del premio oscar Joaquin Phoenix tiene sobre sus espaldas gran parte del peso dramático de la historia y para nuestra entera satisfacción es efectivo en su entrega, además acompañado de Vanessa Kirby que no se queda atrás en un papel que merecía más tiempo y desarrollo en pantalla, así que huelo nominaciones, aunque vale la pena decir que quizá no sean los papeles por los que los recordaremos en el futuro.

La experiencia de Ridley Scott y el presupuesto son más que evidentes, la película nos muestra una gran manufactura y cuidado en el detalle, por lo que la parte técnica casi no tiene falla, el diseño de producción es ambicioso, el vestuario es más que adecuado, la fotografía de Dariusz Wolski (“Sweeney Todd”, “El último duelo”) es ejecutada de manera precisa para retratar todo tipo de ambientes en una época en la que (vale la pena señalar) no había luz artificial, así que la luz de las velas lucen espectaculares y suficientes para el desarrollo de la historia, sin dejar de mencionar las escenas nocturnas o en ambientes abiertos y con (supuesta) luz natural que llenan por completo la pantalla grande.

Un renglón aparte se merecen las secuencias de acción, las cuales no tardan en aparecer, pues a los pocos minutos de iniciada la película el director ya nos da una probada de lo que podremos esperar, y es que las batallas no hacen sino escalar en sus proporciones, crudeza, salvajismo y realismo, que no solo funcionan como mero escaparate o demostración del presupuesto bien ejercido, sino que se encargan de aportar a la propia narrativa, así como el desarrollo de la historia, avance (y posterior declive) de su personaje principal.

LO MALO

El corte es demasiado acelerado y mientras que, por un lado, habrá quienes estén contentos por la fluidez con la que se nos cuenta la historia, habrá otros que se decepcionen por la evidente apuesta del director por entretenernos más que construir a sus personajes o el propio drama (o dramas) que se les van presentando. Recordemos que el propio director ha declarado que su corte original ronda las cuatro horas y media, pero él mismo ha dicho también que dos horas y media es lo que considera que el público puede estar cómodo en una sala de cine, si su decisión fue correcta o no, solamente la taquilla y posterior visionado al corte del director lo pueden responder.

El guion es hábil en resumir años de crecimiento, inestabilidad y campañas bélicas dentro de su duración, así como presentarnos de manera muy orgánica a los importantes personajes que se cruzaron por la vida de Napoleón, sin embargo por momentos dota a sus personajes de diálogos y acciones algo ridículas, que si bien, se puede justificar en la búsqueda de relajar la temática y duración de la película, para mí resultó en un constante resquebrajamiento de la tensión, dando lugar a risas en la sala que no estoy tan seguro de que hayan sido voluntarias en su concepción.

La música a cargo de Martin Phipps (“Peaky Blinders”, “Black Mirror”) es opacada por la grandiosidad de sus imágenes, un acompañamiento adecuado pero que no logra realzar lo que vemos en pantalla, aunque por otro lado su diseño sonoro es bastante bueno e inmersivo, sobre todo en los momentos de mayor violencia gráfica.

Siguiendo los pasos de “Gladiador” (2000), Ridley Scott junto a su guionista David Scarpa (“Todo el dinero del mundo”, “La última fortaleza”) nos presentan ante todo una historia de amor (algo tóxico en este caso) al centro de eventos históricos que pretenden abarcar la leyenda del emperador y unirlas en una sola, el resultado no es el mejor y por más que insisten parecen dos películas en paralelo.

VEREDICTO

Sin duda, “Napoleon” y su dos horas con treinta y ocho minutos está destinada a dividir al público, poco se tendrá que objetar con respecto a su propuesta visual que resulta espectacular, pero a estas alturas apenas sobresaliente con respecto a películas del mismo género, un tributo a las grandes epopeyas que hicieron historia en la pantalla grande pero que no es del todo respaldada por su historia, menoscabada por la gran cantidad de sucesos que se tenían que retratar y que por su celeridad se sacrificó (posiblemente) los aspectos de construcción de personajes y contextos históricos que hubieran involucrado de mayor (y mejor) manera al espectador.

En lo personal, considero que vale mucho la pena asistir a ver lo que Ridley Scott armó, una combinación espectacular entre efectos prácticos y CGI que colocan a sus batallas en un lugar bastante privilegiado (que no en el Top 5 por decir algo) dentro de entregas parecidas, sin miedo a la sangre y al casi gore que justifica la clasificación “R” a nivel mundial, con la capacidad de entretener y mantener la expectativa del público acostumbrado a que siempre ocurra algo explosivo en pantalla, pero también capaz de decepcionar a los que busquen algo más profundo, una lástima porque no me cabe duda que el personaje daba para eso y más.

“Napoleón” de Ridley Scott llega a pantallas nacionales este 23 de noviembre, a tan solo unos días de que el director cumpla 86 años, así que acuda a festejar con el en la pantalla más grande que pueda y juzguen ustedes mismos si estuvo o no la altura del hype.

comments

Cine

El Nosferatu de Robert Eggers será terrorífico

Focus Features ha lanzado oficialmente el primer tráiler de Nosferatu de Robert Eggers y es realmente escalofriante

Published

on

Nosferatu

Focus Features ha lanzado oficialmente el primer tráiler de Nosferatu de Robert Eggers y es realmente escalofriante

El avance de Nosferatu de Robert Eggers se filtró en línea la semana pasada después de debutar en los cines antes de The Bikeriders.

Y finalmente Focus Features ahora ha lanzado oficialmente las primeras imágenes inquietantes del muy esperado remake de terror del director de The Northman.

El teaser comienza con Ellen Sutter de Lily-Rose Depp rezando a la luz de las velas. “Ven a mí, ven a mí, escucha mi llamada”, entona antes de que una mano se extienda para agarrar su cuello.

Luego, Ellen le pregunta al personaje de Willem Dafoe, el profesor sustituto de Van Helsing, Albin Eberhart Von Franz, sí el mal “viene de nuestro interior o de más allá”.

El terror de Nosferatu ha llegado

A partir de ahí, hay tomas de mal humor del castillo del Conde, ratas corriendo sobre adoquines, aldeanos asustados con estacas de madera listas, Ellen con sangre brotando de sus ojos y boca.

Acompañadas de tomas de Thomas Sutter (Nicholas Hoult). y Friedrich Harding (Aaron Taylor Johnson) luciendo adecuadamente aterrorizado.

Este tráiler mantiene en secreto al noble no-muerto titular de Bill Skarsgård, el Conde Orlok.

Pero podemos vislumbrar muy rápidamente al vampiro hundiendo a sus fans en el cuello de una desafortunada víctima, y ​​otro mientras lentamente se gira para mirar a la cámara.

Es muy difícil distinguir el diseño de la criatura, pero parece al menos algo diferente a las representaciones anteriores del personaje.

Durante una entrevista reciente, Eggers notó que Skarsgård se perdió completamente en el papel y estaba aún más “irreconocible” como vampiro que bajo las prótesis que le permitieron darle vida a Pennywise en las películas de It.

Siguenos en todas nuestras redes sociales para estar enterado de lo más atractivo del mundo geek, además suscríbete a nuestro canal de Youtube y podcast

comments

Continue Reading

Cine

“EL CLUB DE LOS VÁNDALOS” | Reseña

Austin Butler y Tom Hardy protagonizan un bromance sobre dos ruedas ¿Qué tal está “El club de los vándalos? Te lo contamos en nuestra reseña.

Published

on

Austin Butler y Tom Hardy protagonizan un bromance sobre dos ruedas ¿Qué tal está “El club de los vándalos? Acá te contamos en nuestra reseña sin spoilers.

En 1967 el joven fotógrafo y periodista Danny Lyon publicó “Bikeriders”, en este libro se recopilaron imágenes y entrevistas recabadas desde 1963 y hasta 1967 mientras Lyon rodó con los “Chicago Outlaws”, una banda de motociclistas que alojó a los personajes reales que le llamaron la atención al director Jeff Nichols (“Mud”, “Midnight Special”) para darle vida a “El club de los vándalos”.

No son pocas las películas que han romantizado el estilo de vida biker, la propia película inserta y hace referencia a “El Salvaje” (1953) en donde Marlon Brando interpreta a un rebelde motociclista que encarna toda la fuerza masculina reverenciada desde entonces, ahora bautizada como “masculinidad tóxica”, el director y su equipo tendrán la dura tarea de remontarnos a una época que no solamente vio morir el “verano del amor” sino el corazón de los clubes de motocicletas (según la película).

¿DE QUÉ TRATA “EL CLUB DE LOS VÁNDALOS”?

La película bebe directamente de su fuente original, así que a manera de entrevistas y flashbacks es que conoceremos primero a Kathy (Jodie Comer) el catalizador que impulsa y regula tanta testosterona cuando nos va presentando poco a poco a los integrantes de “Los Vándalos”, grupo de motociclistas liderado por Johnny (Tom Hardy) quien tuvo la idea después de ver en televisión “El Salvaje”.

Kathy se enamora perdidamente de Benny (Austin Butler) quien encarna todo el egoísmo y despreocupación por aquello que no tenga que ver con una motocicleta, lo que lo convierte en objeto de deseo amoroso, en el caso de Kathy, y de un respaldo, en el caso de Johnny. A este triángulo se le irán añadiendo pequeñas subtramas conforme se nos presentan al resto de los miembros, así como la evolución y crecimiento del club hasta niveles incontrolables.

LO BUENO

La fotografía y en general todo el diseño de producción se encargan de colocarnos mágicamente en la época. El vestuario, vehículos, entorno y la paleta tirada al ámbar nos sitúan de manera inmediata dentro de la historia.

A lo anterior se le suma la música, selección de tracks que apoyan mucho los tropiezos de fluidez narrativa y llenan algunos pequeños espacios vacíos para darle mejor claridad a la historia.

El reparto es un cúmulo de estrellas en donde la experiencia de Tom Hardy, Norman Reedus (casi irreconocible) o Michael Shannon, se unen al talento más juvenil de Austin Butler, Jodie Comer y Mike Faist, quienes en conjunto (y en términos generales) hacen un trabajo más que aceptable.

Aunque se queda algo corta y decae al final, se agradece la exploración de la masculinidad tóxica y comportamientos cavernícolas en ambientes con exceso de testosterona, también vale la pena resaltar el señalamiento a las desviaciones de principios y corrientes que ocurren constantemente en cualquier club o asociación cuando este va creciendo.

LO MALO

Tom Hardy está excelente en su personaje y de manera corporal le da vida a una combinación muy extraña entre un timido y sensible adulto pero con un lado salvaje y hasta infantil, es su elección de voz la que no paraba de distraerme en todas y cada una de las escenas en las que participa.

La decisión de colocar a Jodie Comer como la estructura sobre la cual se sostiene toda la película no me pareció la mejor, es adecuada como punta en el triángulo de poder que presenta la historia, pero no es pivotal dentro de la subtrama del club, así que su importancia va y viene, perjudicando tanto a su personaje como al efecto narrativo.

Será duro de leer, pero aunque el nacimiento y posterior debacle de un legendario club de motociclistas es interesante, no sé si unas fotografías y entrevistas sustenten una película que ronda las dos horas de duración, si bien el guion intenta integrar todas las subtramas, casi ninguna resulta lo suficientemente interesante como para justificar su duración total y como era de esperarse, la romantización de la violencia se va apagando rumbo al final, otorgando un sabor agridulce.

VEREDICTO

El motociclismo como contra cultura y escape después de la guerra de Vietnam era el pretexto perfecto para una épica que lamentablemente se reduce casi a niveles de película romántica, son pocas las escenas emocionantes y la endeble construcción de (algunos) personajes hace que nos de igual su destino, se pierden oportunidades de insertar más acción o drama a la historia y la estructura de flashback/entrevista tampoco ayuda.

Pese a todo lo anterior, su buena manufactura y estética, así como el actual estándar de galán por parte de Austin Butler puede que les hagan pasar un buen rato, caer en la trampa de una idealizada vida sin responsabilidades y crear la ilusión de que un tipo que ha estado inmerso en decenas de peleas y accidentes tenga el físico de su protagonista, lo que se resume en un rato más o menos agradable en pantalla y si es así no dudo ni tantito que nazca el deseo de vestir de mezclilla y manejar una motocicleta.

Encuentran “El club de los vándalos” en salas mexicanas a partir de este 20 de junio, saquen su chamarra de cuero, sus botas y vayan a verla para que juzguen ustedes mejor que nadie si concuerdan o no con lo que aquí se dijo, créanme que de entrada el gran reparto y su buena hechura valdrán la pena su boleto.

El Club de los Vándalos - Reseña
6.5/10

comments

Continue Reading

Cine

CÓMPLICES DEL ENGAÑO | Reseña

Basado (más o menos) en un hecho real, Richard Linklater vuelve en una comedia romántica con toques criminales ¿Vale la pena? Te lo contamos en nuestra reseña de “Cómplices del engaño”.

Published

on

Basado (más o menos) en un hecho real, el regreso de Richard Linklater es una comedia romántica con toques criminales ¿Vale la pena? Te lo contamos en nuestra reseña de ‘Cómplices del engaño’.

Quizá el nombre del periodista/escritor Skip Hollandsworth no les parezca familiar, sin embargo fue uno de sus artículos los que dio vida a “Bernie” (2011), y en esta ocasión vuelve a unir fuerzas con el director Richard Linklater (“Despertando a la vida”, “Escuela del rock”, “Boyhood”) para presentar la historia de un hombre común y corriente que quiso salirse de su propio estereotipo.

El protagonista real de esta historia se llamó Gary Johnson (fallecido en 2022) y Skip Hollandsworth pensó que su vida era lo suficientemente interesante para contar su aventura, una que involucra un trabajo poco común: fingir ser un matón. Richard Linklater y Glen Powell decidieron que en ese artículo estaba la simiente de una película, una que involucrara el cine noir, la comedia romántica y hasta el thriller. ¿Salió bien el experimento? Sigue leyendo para que te enteres de nuestra opinión.

¿DE QUÉ TRATA ‘CÓMPLICES DEL ENGAÑO’?

Gary Johnson (Glen Powell) es un aburrido y rutinario profesor de psicología cuya parte más emocionante del día es cuando se encuentra en su segundo “trabajo”, en donde gracias a su afición por la tecnología se ganó un puesto auxiliar dentro de la policía de Nueva Orleans, como el encargado de grabar las conversaciones de los policías encubiertos con la finalidad de tener evidencia para meter presos a todo aquel que intente pagar por matar a una posible víctima.

La vida de Gary es feliz dentro de su propia mediocridad hasta que el destino (y malas decisiones de su compañero) hace que el policía encubierto Jasper (Austin Amelio) quede suspendido, sin embargo la misión está en proceso, alguien debe cubrir a Jasper y solo Gary está disponible, para sorpresa de todos el tímido Gary interpreta bastante bien su papel de matón a sueldo y logra con éxito su primera detención. Gary comienza a tomarle gusto a esta doble vida, su conocimiento psicológico lo lleva a experimentar con las personalidades humanas (incluída la propia) y todo marcha muy bien hasta que aparece la bella Madison (Adria Arjona), a quien conoce en una de las misiones en personaje. Ambos se enamoran poco a poco y la trama se va complicando mientras Gary se hunde más en su propia mentira y sale la verdadera personalidad de Madison.

LO BUENO ‘EN CÓMPLICES DEL ENGAÑO’

Glen Powell se prueba a sí mismo de manera actoral, y demuestra que puede salirse del papel de galán o héroe de acción y aunque en escenas caricaturizadas logra demostrar un rango actoral que sorprenderá a muchos.

El director tiene amplia experiencia en diversos géneros, así que la mezcla de tonos dentro de la historia resulta en algo ligero y disfrutable para los espectadores, con una Adria Arjona como una atractiva “femme fatale”.

La química entre la pareja protagonista funciona muy bien en pantalla.

El subtexto acerca de la evolución o cambio conductual al aparentar ser otra persona es bastante bueno y queda muy bien dentro de la historia, lamentablemente se nos explica (o sobre explica) el concepto tantas veces y su propio camino narrativo es tan inadecuado que pierde importancia.

LO MALO

La película arranca bastante bien y rápidamente nos presenta a su personaje principal así como sus motivaciones, lamentablemente el artículo en el que se basa no daba para tanto y se torna algo repetitiva, las dos horas que tendrán que invertir para ver esta película se pudieron reducir al menos media hora.

El guion hace lo que puede con lo que tiene, pero es consciente de sus limitaciones y aquí entra en acción la pluma de Glen Powell en su faceta de escritor que en comparación a Richard Linklater es apenas su primera excursión en largometraje y más allá de lucirse en sus escenas, realmente no hay justificación para muchos de los momentos que ocurren en pantalla, a lo anterior habría que agregarle las muchas libertades creativas para una historia sin mucha alma desde el inicio, una bolita de nieve que va creciendo y volviéndose más evidente hasta el disparatado final en el que la moralidad de su personaje tiene un punto de no retorno.

La película se estanca en la exposición romántica entre los personajes y es que el verdadero conflicto tarda muchísimo en aparecer, la razón más lógica es que este conflicto es también muy endeble y de rápida resolución, agregando distintos momentos que más allá de su objetivo humorístico dejan mucho que desear en el plano narrativo y de construcción de historia.

¿Qué tal está ‘Cómplices del Engaño’?

Muchas comedias románticas pecan de simpleza a la hora de su entrega, son historias que se nos ha contado cientos de veces y que acuden a los lugares comunes, en este sentido ‘Cómplices del engaño‘ intenta recorrer caminos distintos (y por momentos lo logra), añadiendo a su trama base, más géneros y complicaciones que lamentablemente no terminan de cerrar y hasta entorpecen el humor. Todo lo anterior desemboca en un momento agridulce y hasta aburrido si lo que estás buscando es una joya del humor y el romance.

Sin embargo, si tus pretensiones se reducen a entretenerte con tu pareja (o hasta solo) a la par que atacas tu hot dog y tus nachos, mientras de fondo ocurre una historia que te puede arrancar una que otra risa, entonces ‘Cómplices del engaño es tu opción. En lo personal, me queda mucho a deber, no conecté con el humor, las caricaturas de personaje de Glen Powell me parecieron más cercanas a la parodia y su arco argumental (al verse atrapado) termina en un ejemplo bastante negativo en comparación a la tardada y repetitiva explicación intelectual que le da sustento. Pero por supuesto que esta es solamente mi opinión, están más que invitados a forjar su propio juicio a partir de este jueves 20 de enero y convertirse también en cómplices de esta carismática dupla.

Cómplices del Engaño - Reseña
5/10

Hit Man - Review

Basado (más o menos) en un hecho real, el regreso de Richard Linklater es una comedia romántica con toques criminales ¿Vale la pena? Te lo contamos en nuestra reseña de “Cómplices del engaño”.

comments

Continue Reading

Trending