“CACERÍA EN VENECIA” | Reseña

El detective Hércules Poirot sale del retiro para enfrentarse a lo paranormal ¿Valió la pena o no? Entérate en nuestra reseña sin spoilers de “Cacería en Venecia”.

Es la tercera vez que el director/actor Kenneth Brannagh encarna al personaje de la famosa escritora Agatha Christie y con algo de vergüenza admito que es mi primer acercamiento a las versiones del director irlandés, quien trae de vuelta al detective belga para intentar resolver un asesinato en plena noche de brujas, para lo cual se ayudó del guionista Michael Green (“Logan”, “Alien: Covenant”, Blade Runner 2049″) para darle vida a un relato bastante alejado del material original, pero que es funcional en cuanto a su manejo de la tensión y misterio.

Como en las películas anteriores (“Asesinato en el Expreso de Oriente y “Muerte en el Nilo”) esta historia cuenta con un gran reparto que ayuda a confundir al público en cuanto a la elección del posible responsable, en el caso de “Cacería en Venecia” se integran nombres como el de la recién ganadora del Oscar Michelle Yeoh, Jamie Dornan, Tina Fey, Ricardo Scamarcio, Kelly Reilly, Camille Cottin y por supuesto el propio Kenneth Brannagh en los zapatos del detective encargado de resolver una interrogante más allá de sus posibilidades debido a que involucra manifestaciones paranormales. Pero antes de continuar…

¿DE QUÉ TRATA “CACERÍA EN VENECIA”?

El detective Hércules Poirot (Kenneth Branagh) no quiere saber más nada de acertijos por lo que vive retirado en Italia, saliendo solo para lo esencial y protegido por un guardaespaldas (Ricardo Scamarcio), pero a su vida regresa la escritora Ariadne Oliver (Tina Fey) quien le pide que asista con ella a una sesión espiritista llevada a cabo por la famosa Miss Reynolds (Michelle Yeoh) de quien se dice es capaz de comunicarse con el más allá.

La sesión espiritista tiene lugar en una tétrica casa de la antigua Venecia sobre la cual ronda una leyenda en la que cientos de infantes murieron a manos de enfermeras y doctores, así que sus espíritus sin descanso claman por la venganza y la muerte, por si fuera poco la dueña del lugar (Kelly Reilly) acaba de tener su propia tragedia al perder a su única hija, la causa oficial es suicidio pero el pensamiento general es que los espíritus que rondan la casa son los únicos culpables.

Nuestro detective está desencantado con lo que está a punto de presenciar, su espíritu pragmático no deja que leyendas y cuentos nublen su juicio, hasta que de pronto sucede un asesinato en el lugar y Poirot tiene que sacar su lado inquisitorio del exilio para tratar de resolver el misterio a pesar de que comienzan a suceder cosas que no puede explicar.

LO BUENO

Desde un inicio la película propone un buen acabado estético y ambicioso que se apoya (en los planos más abiertos) del CGI para presentarnos una Venecia de acuerdo a la época, en este sentido la fotografía es un elemento clave también para meternos en el tenebroso ambiente que rodeará a los personajes, un escenario casi gótico que depende por completo de la iluminación de velas, un reto para Haris Zambarloukos (“Locke”, “Artemis Fowl”, “Belfast”) que saca adelante de manera más que cumplidora, a lo que se añaden diversas decisiones creativas en cuanto al uso de lentes para contarnos el misterio que colocan al espectador (a veces) como una figura espectral que es testigo de todo lo que sucede dentro de la casa, el uso de blanco y negro, posicionamientos de cámara desde el punto de vista del protagonista y algunos otros elementos visuales que aportan a la narrativa.

Las bondades de la fotografía resaltan también el diseño de producción y vestuario, el cual se apoya en colores que contrastan en la “luz de las velas” para darle mayor dramatismo y teatralidad a una historia que se recarga en sembrar la duda en el espectador y la sospecha en cada uno de los involucrados.

La música de Hildur Guðnadóttir (“Joker”, “Tár”, “Ellas hablan”) es un elemento discreto pero esencial en los momentos de tensión y sin duda también aporta a la narrativa y ambiente.

Las actuaciones de todo el reparto están al nivel de lo que el guion pedía de ellos, no se notan en ningún momento caricaturizados y todos tienen algún momento de relevancia, lo cual es importante para que los espectadores estemos constantemente ante la duda de cuál será la resolución.

El guion se aleja de la fuente original, sin embargo (como pocas veces) es para bien, ya que es inteligente en ir colocando las piezas una a una sin revelar demasiado y sembrando la sospecha en cada uno de los protagonistas, por otro lado tiene también la habilidad de insertar el elemento paranormal sin que este se sienta forzado, agregando algunos toques de horror dentro de este subgénero del “whodunnit”, no es de todo perfecto pero es bastante funcional a la hora de esconder el giro de tuerca y la suspensión del misterio hasta el final.

LO MALO

El problema inherente dentro de las películas de este género se encuentra en la intención de esconder demasiado las pistas y resolución para intentar sorprender al espectador, en el caso de “Cacería en Venecia” se cometen solamente algunos errores, es inteligente en cubrir sus propias pistas pero la resolución si resulta ligeramente rebuscada, además de que el factor “fantasmagórico” (aunque cumplidor) se puede interpretar como tramposo, lo cual viene desde el tráiler, ya que pretende aumentar su audiencia al añadir el género de horror a la mesa, es justo decir que ninguno de los elementos antes dichos perjudica en demasía la experiencia pero me parece necesario mencionarlos.

El manejo de la cámara, que apareció renglones más arriba como parte de sus bondades, no es completamente perfecto y tiene también algunos tropiezos que no son acertados en cuanto a su aporte narrativo/visual y resultan incluso incómodos a la vista, decisiones (de nueva cuenta) que tampoco es que sean lo peor de la película.

La película no se escapa de algunos clichés y en este sentido está lejos de ser algo innovador dentro de su propio género, a pesar de las inserciones paranormales, el enigma se estira demasiado afectando el ritmo de la historia, aunque afortunadamente se intenta reivindicar antes del punto de no retorno.

Finalmente el humor se debate entre dos categorías y es que sin duda es un humor “inglés” que pretende ser inteligente y se acomoda de manera orgánica durante la historia (normalmente gracias al personaje de Tina Fey) pero no deja de ser un distractor (y no un descanso) de la seriedad con que se maneja un episodio tan oscuro como al que se enfrenta el detective protagonista.

VEREDICTO

Es la primera vez que se adapta a la pantalla grande la novela “Halloween Party” de Agatha Christie y la realización de un guion más libre se nota a la hora de su ejecución en pantalla, el público no cuenta ahora con trabajos previos con los cuales compararse y la propia historia se aleja tanto del material original que puede sorprender incluso a los seguidores de la escritora, haciendo de esta película un buen producto de entretenimiento, más no la mejor adaptación.

Aunque siguiendo los pasos que dicta el manual, la película se queda corta en ofrecer algo excepcional o siquiera distinto, pero vaya que lo intenta, con su acabado visual, los jumpscares, el coqueteo con el horror y finalmente la búsqueda de un final sorpresivo para los espectadores que (desde mi punto de vista) es efectivo a la hora de esconderse hasta su resolución, lo que culmina en una hora y cuarenta y tres minutos de duda por el destino de los personajes y (creo yo) el intercambio justo conforme al precio del boleto si es que decide ir a una sala de cine a ver la tercera aventura de Hércules Poirot.

La nueva entrega de Kenneth Brannagh tiene una calidad técnica que junto a una historia cumplidora harán que le apuesten todas sus canicas a su sospechoso favorito con la esperanza de atinarle, aunque no será sencillo. “Cacería en Venecia” llega a salas mexicanas a partir de este 14 de septiembre y están más que invitados a jugar al detective mientras se devoran unas palomitas en la sala de su preferencia, aquí los esperamos para que nos cuenten si sus habilidades de deducción fueron suficientes o mejor le dejamos el trabajo a Poirot.

comments

7.8 out of 10
Previous ArticleNext Article

“ASEDIO” | Reseña

“Asedio” es un cocktail molotov que entre sus ingredientes están el racismo, migración, gentrificación, corrupción, resistencia y avaricia. ¿Te atreverás a verla?

Después de algunos meses de su estreno en España, Sony Pictures México tuvo la buena visión de traerla a pantallas mexicanas y es una verdadera fortuna, en principio porque es coproducción nacional, pero más importante aún, porque revela desagradables defectos en las corporaciones y prácticas públicas que se muestran en España, pero bien podrían estar pasando acá.

La controversia no se ha hecho esperar y el recibimiento en el país Ibérico (nadie es profeta en su tierra dicen por ahí), no ha sido el mejor, sobre todo porque sus protagonistas son miembros de la U.I.P (Unidades de Intervención Policial) y no reflejan la honorabilidad que uno podría esperar de un cuerpo de élite, sin embargo el director Miguel Ángel Vivas no se detiene ahí y añade a la mezcla el problema de la migración y maltrato que se le da a “los sin papeles” dentro del pequeño universo en donde se desarrolla la película, nadie sale bien librado, ni siquiera el espectador que se verá a sujeto a mucha tensión y acción durante una hora y cuarenta minutos que no se libra de detalles que dividirán al público.

¿DE QUÉ TRATA “ASEDIO”?

La policía novata “Dani” (Natalia de Molina) carga sobre sí un evento traumático dentro de su poca experiencia policial, además tiene una madre totalmente dependiente de ella que lucha con algunos problemas que tienen que ver con la edad, a sus propios conflictos personales se le agrega un operativo de desalojo en la calle Toledo número 15, el Ayuntamiento ha vendido el inmueble y pretenden sacar a la fuerza a sus habitantes los cuales responden con violencia. El operativo marcha relativamente bien hasta que Dani llega a un piso que no estaba dentro del desalojo y de manera totalmente casual descubre varios fajos de euros detrás de un ropero. Miles de preguntas y situaciones pueden estar pasando por la mente de nuestra protagonista, miles de acciones y repercusiones dentro de las cuales elige llevarse el dinero, sin embargo antes de salir ingresan al departamento algunos elementos policiacos que parecen conocer a su habitante, un malviviente que bien podría ser ladrón o vendedor de droga.

Dani está ahora entre la espada y la pared, parece que solo tiene unos minutos más antes de que la descubran, sin escapatoria, llena de enemigos por todos lados intentará escapar con vida de una situación que no pinta nada bien.

LO BUENO

La película posee una gran manufactura técnica y no pasa mucho tiempo para que nos muestre su buena y contrastante fotografía, acompañada de varios planos secuencia para aumentar la tensión y sensación de peligro en tiempo real, momentos que demandan un trabajo escénico agotador que los actores y equipo sacan a flote de manera perfecta, no solamente en su ritmo fluido sino que también se pone interesante al momento de enfrentarse con la adición de efectos prácticos y especiales por igual, que le otorgan bastante realismo a las escenas.

El guion es muy valiente en retratar diversos elementos sociales y políticos que sacan ronchas en la sociedad, pero su mayor valor se encuentra en construir personajes con los que no estamos seguros si calificar como buenos o malos, quizá sobrevivientes y hasta víctimas de las circunstancias, hasta el más vil de los personajes retratados tiene una psique detrás que justifica (en su cabeza al menos) su comportamiento. Esta duda y escala de grises nos acompaña todo el tiempo y nos impide tomar partido, lo que ayuda a que la tensión se mantenga hasta el final.

A la narrativa de Dani se le agrega la historia de “Las Amazonas de Dahomey”, también conocidas como “Agojie”, en una historia cuasi paralela encarnada por una migrante de origen camerunés (Bella Agossou) y su hijo (Oscar Eribo), sobrevivientes que parecen no tener paz, estas dos historias intermitentes y trágicamente unidas, son el potente motor que mantiene a flote esta película de acción con más temas de los que están en su superficie.

La entrega visual de la película nos aporta muchos momentos llenos de tensión, a pesar de las conveniencias narrativas hay varios momentos en que le historia es rescatada gracias a su buena ejecución visual y dramática, en todo momento está la intriga acerca de lo que le ocurrirá a los personajes y finalmente decide no perderse en cierres facilones o giros mágicos del guion, sino que prefiere pasar la opinión a los espectadores para que seamos nosotros quienes prolonguemos la plática una vez que la pantalla corte a negro.

Alzar la voz para señalar aquello que creemos está mal es uno de los tantas aristas del cine y Miguel Ángel Vivas en equipo con Marta Medina y José Rodríguez en el guion, integran tantos temas y quejas dentro de una misma narrativa que podría llegar a sentirse pesada de no ser porque lo hicieron de una manera casi “entretenida” (por llamarla de alguna manera), hacer lo político sencillo, la revolución fluida es algo que muchos intentan pero pocos logran y “Asedio” (en este aspecto al menos) se queda bastante cerca.

LO MALO

El mayor defecto dentro de la película es casi inherente a su realización, los planos secuencia bien ejecutados (y el entorno de toda la historia) obligan a que las acciones ocurran forzosamente dentro de una misma locación, la necesidad de mantener a los personajes en el mismo espacio es inevitable y trae como consecuencia diversas decisiones que como espectadores no cuajan del todo, pero que están hechas para que la historia siga caminando. Es comprensible, pero disminuye su calidad argumental.

El reparto muestra un trabajo cumplidor en cuanto a las exigencias dramáticas y técnicas dentro de las que se tuvieron que desarrollar, sin embargo la actriz Natalia de Molina se nota disminuida en cuanto a las exigencias físicas de la película, no así las actorales que saca a flote de manera sobresaliente, talento que es puesto a prueba varias veces por su propio director en repetidos “close ups” a su rostro que no dejan lugar a dudas que es una buena actriz.

El final es un punto que dividirá a los espectadores y que a muchos les dejará un sabor agridulce, es por eso que se repite tanto en los aspectos positivos como los negativos, no es mi costumbre “explicar” lo que la película nos presenta, pero si quisiera acotar algo respecto a este punto, pero lo haré terminada la reseña y previo aviso de spoiler a pesar de que intentaré ser lo más cuidadoso posible.

VEREDICTO

Esta película a pesar de que parece bastante consciente en querer pasar por una película de acción, no niega su lado político/social por lo que definitivamente considero que es una buena opción de fin de semana si están buscando entretenimiento cercano al género de acción pero que intenta salirse de los lugares comunes, planteando su propia tesis respecto al “sistema” en el que (quizá) todos en algún momento formamos parte, eso si, recordando que tampoco se libra de caer en sus propios clichés y conveniencias.

Aunque entretenida (y llena de emociones) debo agregar, aconsejar tal vez, que deben estar atentos a la parte argumental, los intertítulos del principio, la raza y posición económica de los habitantes que están a punto de desalojar, el tranquilo preludio que culmina con el trauma de la policía, lo que se esconde en el sótano del edificio, las razones de los personajes para actuar como lo hacen, incluso las banderas en las paredes que le dan sentido a su final, todos estos elementos que aunado a otras pequeñas fallas hacen de “Asedio” una película imperfecta, una anomalía dentro de su propio género que apuesta por un público inteligente que esté deseando contenido propositivo además de una buena manufactura.

Es por todo lo anterior que están más que invitados a acudir a su sala de cine favorita a partir de este jueves 21 de septiembre para que sean ustedes mismos quienes juzguen si esta coproducción hispano-mexicana refleja más de lo que queremos ver, un juego de dobles caras en un mundo difícil que está constantemente tentándonos por el camino fácil (y muchas veces corrompido) sin darnos cuenta que todas las personas a nuestro alrededor están librando batallas y están siendo a la vez tentados para obtener su propio beneficio a costa de lo que sea, quisiera cerrar con la frase incluida dentro del póster para que vayan meditando acerca del mensaje de la película: “Si no eres la solución, quizá eres parte del problema”.

Y ustedes ¿Son la solución o el problema? Acudan al cine y discútanlo al final de la proyección.

************* SPOILERS ********** SPOILERS *********** SPOILERS ********** SPOILERS *******

No quisiera irme sin antes abordar el final de la película, un final abierto que puede causar descontento entre algunos de ustedes y es que vengo simplemente a avisarles que el final está ahí, los elementos para cerrar la historia se encuentran en su propia narrativa, habrá el despistado que se quede con las ganas de más, pero para alivio de todos, la bandera de España está junto a la de Camerún, listas para convertirse en la flama que enciende las bombas molotov que une dos naciones, dos mujeres, dos historias que al fin, después de una hora y cuarenta minutos de trama, se hacen la pregunta clave: “¿Cómo te llamas?”.

Espero no tomen a mal lo poco específica de esta “explicación”, que no tiene otra finalidad más que la de invitarlos a que pongan más atención en lo que la película presenta (esta y cualquier otra), y ojalá tengan sus propias interpretaciones y cierres personales de acuerdo a lo que ustedes mismos experimenten una vez que aparezcan los créditos finales. Hablen, comenten, debatan, que no hay mucho cine comercial que abra la puerta para ello y sin duda “Asedio” lo hace.

comments

8 out of 10

Tenemos el primer tráiler de “Aquaman 2”

El Rey regresa a salvar el día.

Una nueva etapa del DCUE ha dado inicio con Blue Beetle, sin embargo, el destino de Aquaman dentro de este universo sigue siendo incierto, lo que sí es cierto es que la película de Aquaman and The Lost Kingdom se estrenará este 20 diciembre a cines y por supuesto, se ha revelado el primer avance de esta secuela de Aquaman.

Solo nos queda esperar ver la cinta para conocer su destino.

comments

“LA MONJA 2” | Reseña

El demonio Valak regresa sediento de sangre y venganza ¿Buena secuela o solo buena mercadotecnia? Acá te contamos nuestra opinión de “La monja 2”.

Cuatro años después del enfrentamiento entre Valak (Bonnie Aarons) y el dúo dinámico/religioso conformado por el padre Burke (siempre exagerado Demián Bichir) y la novicia Irene (Taissa Farmiga), el demonio regresa con la finalidad de encontrar algo más que venganza y para ello tiene detrás de sí al director Michael Chaves quien se bautizó de manera desafortunada dentro del “Conjuverso” con una pésima reinterpretación de “La Llorona” (2019) y un intento de reivindicación con “El Conjuro 3” (2021) y parece que aprendió de sus errores para contarnos una historia mucho más solida que (para alivio de los fanáticos) supera a su antecesora del 2018.

Los nombres que firman el guion a seis manos les darán una mejor idea de lo que pueden esperar de esta secuela y es que tenemos a Ian Goldberg (“La autopsia de Jane Doe”, “Eli”), Richard Naing (“La autopsia de Jane Doe”, “Eli”) y Akela Cooper (“M3GAN”, “Maligno”), una combinación extraña aún dentro del género que puede resultar como un buen experimento dependiendo del ojo que lo vea, pero antes de entrar en más detalles dejen les cuento un poco de qué va esta nueva entrega.

¿DE QUÉ TRATA “LA MONJA 2”?

La película nos sitúa en Francia en el año 1956, en donde se nos deja claro (a manera de impactante introducción) que el demonio Valak está de regreso y al parecer en busca de algo en específico, así que la iglesia no tiene otro remedio más que recurrir a la hermana Irene (Taissa Farmiga), una de las pocas personas que ha sobrevivido después de enfrentar a este ente demoniaco, la manera como este espíritu chocarrero logró llegar hasta Francia le corresponde a la entrega anterior y contarlo sería una especie de spoiler así que continúo.

La hermana Irene cuenta con la ayuda de la hermana Debra (Storm Reid) para intentar detener (otra vez) al demonio que acecha Europa y que está deshaciéndose de sacerdotes como si fueran ropa vieja, en el camino se enteran de la existencia de una reliquia que puede ser tanto el arma para detener a Valak o la perdición de todos nosotros si el demonio la obtiene antes, así que la hermana Irene comienza su viaje, mientras que por otro lado se nos presenta el destino de un viejo amigo que ahora trabaja como jardinero en un internado para niñas.

LO BUENO

La película comienza muy bien y pone sobre la mesa el tipo de horror al que estaremos sujetos, continuos jumpscares (unos funcionan, otros no tanto), muertes salvajes, una mirada más explícita sobre las víctimas, pero sobre todo unos efectos especiales bastante competentes que aportan al ambiente terrorífico y suman al poderío de la amenaza.

En caso de no haber visto la película anterior, el guion nos regala un breve resumen de los acontecimientos sin que este añadido se sienta forzado y tiene la visión de romper la narrativa en dos para hacer más fluido el desarrollo de la historia, cosa que al final tiene sus detalles negativos pero que más de la mitad de la película funciona bastante bien.

El humor es un elemento que constantemente es usado en este tipo de películas para aliviar la tensión entre los espectadores y muchas veces es contraproducente ya que la película pierde también el ambiente de miedo o peligro, en el caso de “La monja 2”, la parte humorística es contenida y mucho más orgánica que en otras películas del género, no es que el humor sea el más inteligente, pero es creíble dentro de lo que la propia narrativa propone.

A los buenos efectos especiales se les une también un buen trabajo de maquillaje y decente trabajo de cámara, además de un buen diseño de producción que se esfuerza por presentar algo innovador, no lo logra del todo pero se aprecia el esfuerzo, se nota el cariño e interés que le pusieron a este “spin-off” que parecía que ya no tenía nada más que ofrecer.

El resto de valores técnicos es adecuado, lamentablemente casi ninguno brilla (fuera de los que ya se mencionaron) pero las actuaciones, fotografía , música, planteamiento visual y estético de la película justifican su existencia y adición al “Conjuverso”, quizá no recuerden ninguna pieza musical o escena en específico al salir de la sala, pero creo que (a diferencia de su antecesora) se la pasarán bien.

LO MALO

Desde un punto de vista meramente subjetivo, la película se recarga demasiado en los “jumpscares”, quizá entre sus fanáticos hay quien los disfrute y es justo decir que algunos están bien armados, pero la atención se centra en este tipo de escenas, dejando muy poco tiempo para la construcción de un verdadero ambiente de horror, sabemos que la amenaza está ahí pero estamos seguros siempre y cuando la música y cámara no comience a anunciar el siguiente “susto”.

Si bien la película es muy decente en sus acabados, no logra salir del argumento tradicional, ofrece muy poco en cuanto a innovación u originalidad y queda la sensación de que muy posiblemente no sea tan buena, sino que su antecesora es muy mala.

La eterna batalla entre el bien y el mal no solamente sostiene esta película, sino prácticamente toda la saga, así que hay momentos en los que se va a sentir repetitiva, además de que llegado el último tercio de la película el guion opta por añadir ciertos elementos que le quitan seriedad al asunto, una lástima porque también funciona en detrimento del villano que lucía más amenazador que en entregas anteriores, pero al parecer no les fue suficiente al director y su equipo para ser el único peligro que tienen que enfrentar sus personajes.

VEREDICTO

Con mucha confianza puedo compartir con ustedes que “La Monja 2” ofrece un mejor rato de entretenimiento que su intento del 2018, terror de manual digno para palomear un fin de semana que sale a flote gracias a su ejecución técnica decente y una historia que es interesante hasta el final. Lo que me recuerda que hay una escena post-créditos inmediatamente después de los créditos principales (por si no se quieren quedar hasta el final).

“La Monja 2” no es lo mejor de la franquicia, pero si que resulta un respiro en comparación a lo que nos ha ofrecido últimamente. Michael Chaves deja ver que quizá si esté hecho para el género después de todo y Valak se consolida como uno de los enemigos más poderosos de los Warren, quizá se queda un poco lejos de las expectativas de los espectadores más exigentes y amantes del género, pero es una buena opción para los que buscan un poco de horror en su fin de semana para despejarse de los quehaceres rutinarios de los demás días.

La película se encuentra ya en salas mexicanas y es su turno de encomendarse al santo de su preferencia para asistir y coincidir o no con lo que aquí se escribió, el público mexicano responde muy bien a la oferta de horror/terror en el cine y no me cabe la menor duda de que el demonio Valak tiene el atractivo suficiente para que sean testigos de su regreso. Me despido de ustedes, no sin antes mandarles una bendición para que salgan sanos y salvos de la sala.

comments

7.4 out of 10